Hazme reír (Funny people)

George Simmons es el rey de la comedia pero una mala noticia le hará plantearse su existencia. Tiene fama y dinero pero está solo.


A mí me gustan las películas sobre cómicos y sus miserias. Me acuerdo de Lenny, la genial película de Bob Fosse con Dustin Hoffman sobre el padre de los monólogos, Lenny Bruce. También me gustó mucho El rey de la comedia de Scorsese con Jerry Lee Lewis, que era una ácida reflexión sobre los cómicos y su obligación de ser graciosos a toda costa. Desde luego Funny people bebe algo de estas dos pelis pero con el toque propio de su autor. Judd Apatow, responsable de Virgen a los cuarenta, nos trae una extraña comedia que se queda a medio camino entre la sátira y la comedia romántica sin acabar de encajar en ninguna de las dos categorías.

Primeramente el guión se centra en las miserias de las estrellas hollywoodienses actuales, sus comedias estúpidas y sus monólogos en convenciones de redes sociales. Igualmente la fama y sus consecuencias del personaje principal están tratadas de forma bastante ácida. No parece que Apatow sienta mucho apego por estas estrellas de la comedia.

Estrellas como el mismo Adam Sandler que interpreta aquí a un personaje muy parecido a sí mismo, auto parodiándose de forma muy gratificante. A mí me ha parecido el mejor y más complejo papel de Sandler en toda su carrera, es cierto que hace reír mucho cuando está encima de un escenario pero fuera puede resultar bastante patético y manipulador. No es un personaje habitual dentro de una comedia, pero ya he dicho que Hazme reír tampoco es una comedia habitual.
Por otro lado tenemos a los jóvenes cómicos llenos de ilusión que admiran al gran George Simmons y anhelan la fama y el dinero de éste. Fama y dinero que Simmons desprecia. La casualidad pondrá en contacto ambos mundos haciendo que las escenas cómicas se alternen con otras algo menos optimistas.

Tiene momentos de buena comedia moderna: hay monólogos muy divertidos (el de Tom Cruise, facebook), cameos divertidos (Eminem, James Taylor), chistes soeces a porrillo y situaciones muy cómicas (el médico sueco). Sandler y Seth Rogen (¿Hacemos una porno?) demuestran que no sólo son grandes nadadores en las aguas de la comedia, sino que saben mantenerse a flote en otras aguas teñidas de cinismo y cierta amargura. Por su parte, Jonah Hill (Supersalidos) sigue explotando su innegable potencial para la comedia.

Durante casi todo el metraje Judd Apatow no pierde el norte y nos entrega una tragicomedia muy lograda, pero lamentablemente no consigue mantener el rumbo durante las 2 horas y media que dura. Quizás ese sea el problema, quiere abarcar demasiado (comedia alocada, crítica a la fama, comedia romántica, drama) haciendo al film un poco pesado y disperso. Dos horas y media son demasiadas para una comedia.

La última parte (en plan comedia romántica) se nos hace bastante innecesaria y lastra a todo el conjunto. No se hace aburrida pero hace bajar el nivel y sobra. Además Leslie Mann (mujer de Judd Apatow en la vida real) no me convenció demasiado y Eric Bana está bastante histriónico siendo el más flojo del reparto con diferencia. Es una pena que un film que mantenía un tono muy acertado se eche a perder en este último tramo.

Resumiendo, un buen intento pero que se dispersa demasiado dejando un peculiar sabor agridulce.

5

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails