Tiana y el sapo (The princess and the frog)




Disney parece volver a sus orígenes narrando una historia
sobre princesas, incluso el dibujo es mucho más clásico de lo que venía siendo habitual en las últimas décadas (ciertos personajes parecen salidos de El libro de la selva o Peter Pan).

Pero la revolución parece haber venido del hecho de que la protagonista sea una chica de color y de clase humilde. Ya era hora, tras 80 años haciendo cine de animación, al fin la compañía Disney se ha dignado a dar el protagonismo a una afroamericana pobre. Nunca es tarde si la dicha es buena. Ni siquiera en los años sesenta y setenta con el black power y la blaxplotation Disney dio protagonismo a un personaje afroamericano. Quizás en la era de Obama y de las portadas de Beyoncé en Vogue han pensado que ya era hora.También han incluido alguna leve crítica social (la niña blanca mimada por su papi rico, los banqueros) que nunca está de más. Algo es algo, no todo van a ser aburridas princesitas en castillos de ensueño.

A parte de ciertas deudas históricas, la película está bastante bien. Disney sigue con sus típicas odas a la familia y a la amistad (nada que objetar) y con las canciones algo ñoñas. Al menos esta vez son de Randy Newman (habitual de Pixar), algunas son realmente brillantes y no producen excesivo parón narrativo. Los temas musicales llenos de blues y jazz propios de principios de siglo XX son todo un acierto. La ciudad de Nueva Orleans, su música, su vudú y sus pantanosos alrededores son casi personajes de la trama.

Poco más puedo contar: los personajes secundarios entrañables de siempre, un villano malísimo (muy parecido a Prince y Little Richard), bonitos números musicales y mucha superación personal.

No es una maravilla pero sí una buena película para toda la familia.

6

3 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Lo del aspecto más clásico seguramente se deba en parte a que han vuelto a la animación tradicional.
Aun no la he visto, pero supongo que no debe estar mal. Y sí, ya era hora, aunque tito Walt no sé si lo apreciaría.

Saludos

Insanus dijo...

Estoy deseando verla.

Luis Cifer dijo...

La verad es que el amigo Walt debe estar retorciendose en su tumba (o en su cubito de hielo, aunque tal rumor no hay quien se lo crea).
Era un tipo bastante racista y un tirano con sus subordinados (o eso dicen), pero era capaz de crear unas pelis maravillosas. Contradicciones de la vida. PEro esta peli no se hubiera podido hacer con Walt Disney vivo, casi seguro.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails