Ciudad de vida y muerte (Nanjing! Nanjing!, City of Life and Death)



Hay películas que no son agradables de ver, que se adentran en lo más oscuro del ser humano, films valientes que nos muestran la peor cara de nosotros mismos.
Ciudad de vida y muerte es una de estas películas tan duras como necesarias. La ocupación de la ciudad de Nanjing por parte del ejército japonés en 1937 es narrada en blanco y negro y de forma casi documental en bastantes escenas.

Durante 2 horas y media el espectador asiste a los terribles combates y atropellos propios de toda ocupación de una ciudad. Con una fotografía impecable (jugando continuamente con el enfoque) el film nos muestra todas las vejaciones a las que fueron sometidos los habitantes de Nanjing. Vamos, que no es un film fácil de digerir.
Por suerte, tampoco se recrea en lo más escabroso pero tiene escenas que permanecen en la retina del espectador durante días. A mí ciertos momentos me recordaron a los grabados de Goya y sus desastres de la guerra. Las escenas de miles de personas en silencio son muy impactantes. Igualmente ciertas escenas de diálogo están cargadas de una emotividad casi dolorosa.

Los personajes están muy bien tratados y las distintas historias están perfectamente desarrolladas e hilvanadas entre sí. Desde los soldados invasores, los prisioneros, la población civil, las prostitutas o los refugiados, toda la sociedad está perfectamente reflejada. Al haber tanto personaje, el film apenas se detiene en unos pocos, por lo que realmente no hay unos protagonistas claros, conformando un estupendo reparto coral.
.

En cuanto a la dirección Lu Chuan, hay escenas tan espectaculares como sobrecogedoras, sólo citaré las de la iglesia, las ejecuciones en masa o la del camión. Por momentos parecía dirigida por Spielberg, tal es su maestría y virtuosismo técnico. De hecho, este film me recordó a La lista Schindler por su capacidad de conmover y a Salvar al soldado Ryan por sus espectaculares batallas.

Me gustó el enfoque del film, narrando un hecho poco conocido en occidente como la invasión de China pre comunista por el Japón imperial de Hirohito. Un convulso momento histórico previo a la Segunda Guerra Mundial en el que los nazis aún no eran una amenaza, de hecho en el film tienen un papel bastante ambiguo.
Yo pasé un muy buen rato de buen cine con esta gran película no apta para optimistas.


8

5 comentarios:

Cinemagnificus dijo...

Estoy LOCO por verla. Del finde que viene no pasa.

Möbius el Crononauta dijo...

Creo que me sumo a cinemagnificus. ¡No sé por qué no he ido ya!

Crowley dijo...

Me uno a la recomendación que hace usted, amigo, que es una obra maestra que hay que ver sí o sí. Dura, descarnada y que nos deja en evidencia como tristes seres humanos. Y sí, a mi también me recordó a Spielberg como menciona usted.
Un saludo

jn dijo...

Gracias por comentar! "The Downward Espiral" también es de mis preferidos, por muchos años que pasen te pones a escucharlo y sigue sorprendiendo.

Muy bueno tu blog, lo añado a mi lista de favoritos. Además hoy por hoy creo que después de la música lo que más me gusta es el cine, y en un primer vistazo he visto que precisamente coincido con tu opinión sobre dos películas de las controvertidas en cuanto a las reacciones que provocan como Funny Games y Avatar.

Un saludo!

Luis Cifer dijo...

Nada, hombre, muchas gracias, un fan de NIN siempre es bienvenido por estos lares.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails