Ricky Gervais y los Globos de oro 2011



Me la sudan los Globos de oro, los Oscars, el premio Planeta, el Cervantes, los Príncipe de Asturias, los Nobel, los mal llamados Goya, los Ondas, los Mtv awards y aquel invento de la industria discográfica española que eran los premios Amigo. Bueno, los Amigo al menos reconocían que premiaban a sus amigos. De los premios deportivos tipo balón de oro no opino ya que no me interesan lo más mínimo, pero sospecho que los tiros van en el mismo sentido. Tengo la impresión que bastantes premios se han convertido en mera propaganda, es como si hubieran perdido su inicial sentido de distinguir a los trabajos más notorios para ser un simple acto de publicidad. El premio genera un interés añadido sobre el premiado y su obra que hace aumentar los beneficios.



Los norteamericanos son los expertos en estos ejercicios de auto bombo. Tanta alfombra, tanta estrella enfundada en trajes de noche y ataviadas con joyas imposibles no tendrían sentido si no fueran estudiados actos publicitarios que generan millones de dólares.
Yo este año estoy de acuerdo con los ganadores de los globos de oro. Me alegro especialmente de los (merecidos) premios a Trent Reznor y Natalie Portman. En mi opinión, Black Swan es mejor que La red social, pero entiendo que es un film demasiado extraño.

Respecto a las candidaturas de los Globos de oro, algunas me provocan una risa floja ciertamente sospechosa. Me parece un chiste que Johnny Depp fuera doblemente candidato a un globo de oro por sus penosos trabajos en Alicia en el país de las maravillas y The tourist. Ambos son ejemplos de malas interpretaciones de una estrella que ha perdido el norte. En la primera Depp está excesivo, gesticulante y lleno de tics y ademanes que acaban cargando bastante. Nada nuevo, le suele suceder en sus últimas colaboraciones con Tim Burton. En The tourist Depp está todo lo contrario, soso, parco en gestos pero también en recursos interpretativos. Está francamente tieso, hierático, ausente: fatal. Si estaba candidato a los globos de oro por partida doble es algo que sólo puede explicarse por el simple hecho de intentar salvar del fracaso a un film tan flojo como The tourist. Por esa misma razón está también nominada Angelina Jolie en una interpretación ridícula más propia de una peli de serie Z. Todo es estrategia comercial. Que las dos estrellas de The tourist estuvieran nominadas podría salvar la recaudación de un film que no ha funcionado en taquilla lo bien que se esperaba. Publicidad de emergencia para salvar in extremis una inversión millonaria en unas estrellas que no relucen.

Si el globo de oro se lo dan (por ejemplo) a Angelina Jolie en vez de a Natalie Portman (cosa que podría haber pasado, cosas más raras hemos visto) hubiera sido una injusticia enorme pero realmente no hubiera pasado nada. Al día siguiente, todos a trabajar. Los premios son de el que los da y se los da a quien le da la gana. Al resto sólo nos queda aplaudir o pasar del tema. Yo paso.


Respecto a los polémicos chistes de Ricky Gervais, a mí me han gustado. Un poco de polémica y humor subido de tono nunca vienen mal a una gala de 3 horas. El humor del británico es así, irónico e irreverente. Puede que no les haya gustado a muchos sus bromas sobre Charlie Sheen o las sorprendentes nominaciones de Johnny Depp y Angelina Jolie o los sobornos para incluir el bodrio The tourist entre las candidatas. A mí me ha gustado mucho la broma sobre Hugh Hefner (el dueño de Playboy y el tipo más envidiado de la historia) o la de Tom Hanks y Tim Allen. Puede que se le haya ido la mano con la broma sobre los 2 actores homosexuales y la cienciología pero no ha dicho nada que no sea vox populi desde hace años.
Por cierto, puede que Gervais no vuelva a ejercer de anfitrión ni en una reunión de antiguos alumnos pero la audiencia de la gala ha sido bastante superior a la de años anteriores. Yo encuentro edificante que alguien se arriesgue y muerda la mano que le da de comer. Además, ya sabían a quien contrataban para la gala y el tipo de humor que hace este tipo. ¿Nadie se había leído el guión previamente? ¿Acaso no dejaba claro el cartel de la gala que Gervais era un tipo políticamente incorrecto capaz de liarla?

La polémica es publicidad, al fin y al cabo.


7 comentarios:

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Una opinión radical y contundente sobre el tema de los premios, en general, basada en una reflexión y un análisis que comparto en buena medida, compa Luis Cifer. Lo de los premios es así de crudo, y, eso sí, su repercusión y trascendencia también es la que es (posiblemente, desproporcionada en relación con su enjundia real). En cuanto a lo de la polémica acerca de Ricky Gervais (no ví la gala, y todo lo que sé del tema es lo que he leído y oído en los medios), creo que es el típico episodio que sirve, fundamentalmente, para darle más bombo y publicidad todavía a algo que ya, de antemano, la tiene elevadísima; esto del "que hablen de mí, aunque sea bien". ¿Quién se beneficia de ello? Pues, como siempre, las dos partes implicadas: los premios (nunca los Globos de Oro habían tenido tanto espacio en la información generalista) y Ricky Gervais (un completo desconocido para el público general... hasta hace un par de días).

Un abrazo y seguimos trasteando.

videodromo dijo...

Coincido con usted que los premios ya no ofrecen al menor sorpresa. Me pareció muy valiente Rick, porque dijo lo que todos opinamos. Y me he reido mogollón. Y espero que "la red social" se alce con las estatuillas doradas.

LoRbAdA dijo...

Ricky Gervais solo intentó sacar unas cuántas risas con TNT y por lo visto vaya si lo consiguió. Yo tb me quedé alucinado... pero por la caña que le han dado cuando sus chistes son los más ingeniosos que he escuchado en una gala de este tipo. ¡Abajo el puritanismo!

Bruno dijo...

No quiero caer en tópicos pero... es que así son en los EE.UU.: por TV son capaces de emitir en riguroso directo una matanza en un instituto con todo lujo de detalles, pero ni se te ocurra enseñar una teta o bromear con que alguien es gay.

Con dos webs, Mr. Gervais.

Möbius el Crononauta dijo...

¡Desde luego Ricky ha hecho un buen trabajo!

eric waits dijo...

Alguien que en una ceremonia asi es capaz de saltarse las estrictas reglas de comportamiento existente y tocar los cojones al auditorio ... ya merece respeto.

Mario dijo...

Hola Luis, debo reconocer que a mí sí me gustan las premiaciones, no siempre son las más acertadas en todo pero cumplen su cometido, darle reconocimiento al cine y a quienes son participes de él, hay premios más comerciales que otros e incluso algunos parecen amañados pero eso es lo que existe y cada uno saca sus propias conclusiones al final. Sobre Gervais me pareció irreverente en sus comentarios más no tan gracioso, pero bien por un lado porque dijo algunas verdades, como lo de Hugh Hefner y el asco que debe sentir su ambiciosa nueva bella joven esposa, y sobre nominar al "Turista", (no en una gala seria) aunque Deep y Jolie me parecen sin duda dos actores estupendos pero ciertamente su película era demasiado comercial e intrascendente. En cambio lo de Tim Allen fue un desplante horrible, lo avergonzó y lo dejó por el suelo, eso sí me pareció injusto. Me he vuelto tu seguidor y espero que tú lo seas de mi bitácora si te animas, para compartir de ésta pasión y arte. Sólo soy un compañero cinéfilo más. Te dejo un fuerte abrazo.

Mario.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails