RED


Unos agentes retirados de la CIA deberán salir de su aburrida monotonía para volver a la acción.


Red no es una gran peli que intenten sorprender al espectador ni tiene aspiración alguna más allá de entretener. Red es un film que ni los guionistas, ni el director ni los actores se han tomado en serio. Es sólo un divertimento que sirve para pasar un buen rato.

Se podría esperar que con un plantel de actores de este calibre (me refiero a Helen Mirren, John Malkovich, Richard Dreyfuss o Morgan Freeman, no a Willis) se hubieran currado un poco los diálogos para aprovechar el probado talento interpretativo del elenco. Nada de eso. Supongo que para estos actores habrá sido divertido meterse en la piel de unos agentes retirados que vuelven a la acción. En Red se nota que se lo han pasado en grande. Supongo que para John Malkovich, Morgan Freeman y Helen Mirren no viene mal rodar un desenfadado film de acción y cobrar un suculento cheque.
Red tiene acción, humor y un toque irónico que hacen que se vea sin problemas y se olvide rápidamente. Por desgracia, entre tanta explosión, tanta persecución en coche, tanta mueca y tanto tiro el guión abusa de ciertos tópicos (el personaje que cambia de bando en el momento justo) y es incapaz de sacar todo el partido a estos actores. Un ejemplo: el personaje de Malkovich se nos presenta como un auténtico pirado en un par de escenas muy divertidas pero luego su personaje pasa a un segundo plano comportándose de forma bastante normal hasta la alocada escena final. Es como si los guionistas no hubieran sabido compensar los caracteres de los personajes, haciendo que el de Malkovich pase desapercibido cuando aparece el de Morgan Freeman. ¿Choque de egos en el rodaje? Quien sabe.

Tampoco es que el director alemán Robert Schwentke demuestre tener personalidad o ser nada del otro mundo, se limita a rodar de forma correcta las escenas de acción y darle ritmo a la peli aunque se le va la mano con la música de rock de fondo (algo que ya está un poco pasado de moda). Supongo que habrá sido un encargo de un estudio y no era momento de demostrar nada.

Lo que es innegable es el carisma de ciertas estrellas de cine. Por algo son estrellas. No es que sean grandes actores capaces de dar todo un recital interpretativo, muchas veces sólo tienen un registro pero lo bordan. Un claro ejemplo de todo ello es Bruce Willis. Con pequeñas variaciones, el tipo lleva 25 años con la misma mueca en la cara. A veces su personaje es un poquito más duro o menos irónico pero, en líneas generales, su personaje es siempre el mismo y el tipo sigue con su eterna mueca. Y a nosotros nos sigue gustando su cine de acción.

Entretenida.

5

2 comentarios:

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Poderoso caballero, compa Luis: de otra forma, es difícil de entender que se le ha perdido en un proyecto como éste a gente como Malkovich o Mirren. Lo de Bruce Willis, en cambio, ya es más comprensible; pez en el agua, vaya...

Un abrazo y buen fin de semana.

Nanu dijo...

Lo unico que me parecio bueno fue el papel de Malkovich y el de Urban, despues una completa bosta

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails