Caperucita Roja (¿A quién tienes miedo?) (Red riding Hood)


La historia de caperucita roja ha servido de inspiración a varias películas e incluso anuncios. Para mí la más interesante fue En compañía de lobos de Neil Jordan, un film que mostraba el lado más adulto y perverso del famoso cuento infantil. El problema de esta nueva adaptación es que se queda a medio camino, en un film para adolescentes.


Tras el éxito de Crepúsculo, era de esperar que Hollywood explotara otras historias con triángulos amorosos con hombres lobo de por medio y chic@s guap@s. Así pues, no es de extrañar que la directora Catherine Hardwicke haya sido la elegida para esta adaptación del mito de caperucita. Al estar destinada a un público adolescente, la película evita planos escabrosos o sangrientos, decantándose por un meloso tono light que no le sienta nada bien a la historia. Los aficionados al cine de terror se verán bastante decepcionados entre tanto chico guapo, tanto amor descafeinado y tanto lobo hecho por ordenador. Supongo que esta historia en manos de Tim Burton hubiera sido algo más macabra, no es difícil ver las analogías entre esta película y Sleepy Hollow, pero en manos de Hardwicke se ha convertido en un film palomitero adolescente, aunque no llega a la tontería de la saga Crepúsculo.
La verdad es que la historia de caperucita está aquí metida con calzador, es una versión muy libre y no han dejado casi nada del cuento original. Incluso me pareció ridículo cómo se introduce el famoso pasaje de “Abuelita, que ojos más grandes tienes”. El guión es demasiado ingenuo, no define algunos personajes (la abuela, el padre) y tiene algunos giros inverosímiles. Al menos, el adecuado ritmo del film consigue que la peli nunca se haga pesada. Algo es algo.
Personalmente, el espectacular apartado visual (cercano al mejor Burton) y los enormes ojos de Amanda Seyfried consiguieron atraparme. También aparece en escena el gran Gary Oldman en uno de esos personajes gesticulantes y con tendencia al cabreo que parecen escritos para él. Hardwicke cuenta una vez más con Billy Burke para el papel de padre de la protagonista y nos presenta al guapo Shiloh Fernandez en el papel de chico rebelde.

A pesar de su excesiva inclinación al público joven, la peli se deja ver si no le exiges demasiado.

4,5

5 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

A mi me pareció un truño para niñatillas, pero aún así tiene un par de puntos a su favor:
-es mejor que crepúsculo
-no sale ningún tipejo en paños menores enseñando sus abdominales
-Gary Oldman se sale.

Claro que luego tiene fallos garrafales y tontás como el hecho de que todos los personajes parecen recién salidos de un salón de belleza en plena edad media.

Mataría por ver una versión de Caperucita escrita y dirigida por Darío Argento.

Luis Cifer dijo...

Hombre, parece interesante pero Darío Argento no dejaría vivo ni al apuntador.

Anónimo dijo...

es que la Seyfried está impresionante de rojo

anteros dijo...

la acabo de ver y es una porquería la seyfred se la pasa toda la película con el ceño fruncido y la boca abierta, la música es insoportable, (parece un video clip de mtv) las actuaciones , deplorables, la historia poco creible, en fin ¡¿por que la vi hasta el final?!

Luis Cifer dijo...

un 4,5 no es un aprobado. Ya indico que sólo se debe ver si no tienes nada mejor que ver (cosa difícil)o si eres muy fan de la Seyfried o Gary Oldman y sus excesos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails