Stake land


El cine post- apocalíptico sigue estando de moda. Ya sea debido a zombies, vampiros o simples infectados, este género se empeña en presentarnos un futuro muy negro. Siguiendo la estela de films recientes como Soy leyenda, Infectados, The crazies, La carretera o Zombieland ahora nos llega Stake land.


Stake land no pretende revolucionar el género de los vampiro apocalípticos pero es un film muy disfrutable por los aficionados al cine de terror. Tiene las dosis justas de sustos y sangre como para que cualquier aficionado pase un rato más que agradable. El director Jim Mickle no innova nada pero sabe rodar escenas impactantes y consigue crear una acertada tensión en el ambiente.
La trama puede recordar a los films citados en el primer párrafo aunque su mayor referente puede ser La carretera. Ambos tienen bastantes puntos en común en su argumento, pero Stake land opta casi todo el metraje por el género de terror (personajes huyendo, ataques y sangre) con ciertos toques de road movie. El personaje del cazador de vámpiros y el villano de turno parecen salidos de un western o un cómic, mientras que ciertos planos a cámara lenta recuerdan a pelis de acción. Una mezcla de géneros que no tiene por qué ser mala. Las referencias son obvias pero consigue tener personalidad propia y no aburrir en ningún momento.

Es en el desarrollo de personajes cuando la peli flojea, se nos presentan acertadamente, pero luego no se desarrollan. No hay apenas escenas de convivencia entre los miembros del grupo, sólo hay escenas de peligro. Puede ser un fallo o una conceción al público más ávido de sangre. El personaje de la monja (una recuperada Kelly McGillis) daba para mucho más juego, pero apenas se desarrolla ni hay diálogos significativos con el resto de personajes. Una pena. También aparece una vieja conocida de los amantes del género de terror: Danielle Harris (de la saga Halloween) que aquí interpreta a una embarazada. Es inevitable que en este género no haya una embarazada, un niño o un bebé, aunque en Stake land están todos.


Así pues, Stake land no es una peli original en sus planteamientos ni demasiado lograda en su desarrollo, pero entretiene y se deja ver.

5

1 comentario:

Perem dijo...

Bueno, días atrás subí mi particular visión de la película, y veo que tenemos opiniones diferentes, pero ya se sabe, al final, todo es cuestión de gustos.

Un saludo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails