Cars 2


Tenía que pasar. Era inevitable. Tarde o temprano Pixar iba a dar un paso en falso en su carrera y ha sido con Cars 2. Ya la primera entrega me pareció la más floja de toda su producción aunque era un film bastante entretenido. Pero en esta segunda entrega los defectos de la primera se agravan y casi no aparecen las virtudes que han hecho de Pixar todo un referente del cine mundial (tanto de animación como en general).


Cars 2 ahonda en el mundo de las carreras de coches (que a mí me interesa más bien poco, tirando a nada) e introduce una trama de espionaje no demasiado conseguida. Ambos factores no sería fatales si los secundarios estuvieran tan trabajados como viene siendo habitual o las necesarias dosis de emoción estuvieran presentes. Pero ninguna de las dos cosas ocurre en Cars 2.
Los secundarios ya conocidos de la primera parte pasan a un segundo plano y no resultan especialmente graciosos. Los nuevos secundarios no dan demasiado juego, contribuyen a la trama de espionaje pero no se hacen querer por el público. Por otro lado, Mate toma un protagonismo a todas luces excesivo resultando por momentos cargante. La grúa parlanchina estaba bien como secundario gracioso/atontado pero como protagonista puede arruinar cualquier película, siendo incapaz de remolcar el film hacia lugar seguro. Su aumento de protagonismo va en detrimento de otros personajes como Rayo McQueen y su novia que además aportaban la necesaria dosis de amor y emoción al guión de la primera parte. Así pues, Cars 2 tiene un fallo enorme que es el protagonismo de Mate.
Técnicamente la peli sigue estando al nivel habitual, las carreras de coches siguen siendo emocionantes y los diseños de los coches me parecen muy acertados. Hay que destacar los guiños a la serie de 007 y el Aston Martin, incluso la persecución en la plataforma petrolífera se parece mucho a la de Goldfinger.
También hay cosas curiosas como que el escudo del estado español no esté bien representado en un coche que se llama Fernando Alonso, que en cada país todos los coches sean de fabricación nacional o la venganza de los coches-tartana. Detalles que hacen curiosa la visión del film, pero no constituyen un gran aliciente (al menos para mí).

Cars 2 no emociona ni entusiasma como Pixar nos tiene acostumbrados y se puede decir sin problemas que es la más floja de la factoría, lo cual no significa que sea mala.
Por cierto, señores de Pixar ¿para cuando un Los increíbles 2? Que Los increíbles sí era una película que se presta a una secuela.



1 comentario:

Dialoguista dijo...

Yo disiento, a mi me entretuvo mucho. Me parece que sigue en algún punto lo planteado en la primera, pero de manera diferente. Y que contiene además, acción de la buena. A mi me encanto que Mate fuera protagonista jajaja.
Saludos, nos leemos :D

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails