El imperio de los "sinsexo"



 El otro día  me quedé sobrecogido al ver el documental que emitían en Documentos tv: El imperio de los sinsexo. Uno siempre había tenido a Japón como un país modélico en muchos sentidos, pero mi insana afición a los documentales ha hecho que se me caiga un mito.

El documental en cuestión se centraba en la (escasa) vida sexual de los japoneses. Parece ser que un alto porcentaje de la población del país del sol naciente practica la abstinencia sexual. incluso el 70% de las parejas de más de 40 años no practican nunca sexo.  Les parece algo aburrido y molesto. Así pues, la relaciones sexuales están en claro declive pero la pornografía y los juguetes sexuales se venden más que nunca. La industria del sexo es una industria en alza que supone el 1% del PIB. Algo difícil de entender desde esta parte del mundo.

En el documental salen señores incapaces de comunicarse con su esposa que antes de volver a casa del trabajo se meten en bares para jugar a un inocente juego de seducción con las camareras. Sólo es una ilusión de seducción y atracción, nada real. También aparece un tipo que se había comprado un Lamborghini pensando que así ligaría, pero ni por esas. El tipo acaba acudiendo a "cafés de gatos", salones los que puedes acariciar gatos y darles de comer, tal es la necesidad de mostrar afecto.

 Para muchos jóvenes japoneses la pareja y la familia les parecen cosas del pasado. Es muy cansado preocuparse por el placer y el bienestar de los demás. Mejor preocuparse de uno mismo. Puede parecer un punto de vista egoísta (lo es) y hedonista pero no se les veía en absoluto felices. Un sentimiento de terrible soledad parecía apoderarse de las personas que aparecían en el documental.

Más que un problema sexual, yo creo que es un problema de incomunicación. No olvidemos que en Japón hay un millón de adolescentes (los llamados hikikomori) que no salen nunca de su cuarto, en él tienen todo lo que puedan desear: juegos de ordenador, conexión a internet y la seguridad que proporciona un contacto virtual con el exterior. De eso se trata. De no exponerse nunca al ridículo ni  a la burla, a la humillación pública. Algo que quedó patente ayer en el joven herbívoro (o que voluntariamente no practica sexo) que reconoce que hace cinco años que acude solo a un karaoke, así nadie le dice que canta mal. Probablemente, tampoco tenga amigos. A mí recordó al film La red social.

La pregunta final del documental me dejó helado: ¿Son tan raros los japoneses o simplemente son unos adelantados?

Pincha aquí para ver el documental.


7 comentarios:

Éowyn dijo...

Hola!

Ese documental quise verlo, pero no sé que pasó que al final me lo perdi.

Pero gracias a ti, he podido enterarme de cosas que desconcia por completo.

Un saludo!

Sidhe dijo...

Hace mucho vi sobre hikikomoris y la discrección y la resignación con la que llevaban los padres que sus hijos decidieran encerrarse con sus ordenadores y sus consolas era desolador. Adiós sociabilización, hola aislamiento, soledad y en todo lo que deriva...Por lo que he visto este "modus vivendi" se está empezar a dar por aquí y no sólo en adolescentes...Veremos en qué evoluciona.

Buscaré el docu, tiene muy buena pinta, suludicos Luis!!

Kinezoe dijo...

Ufff, tiene miga el documental... Lo vi y me pareció estar presenciando un futuro distópico de esos que a veces nos muestran las pelis de ciencia ficción, pero con la tristeza y amargura que le añaden el saber que es real, que está sucediendo... Sobrecogedor.

A la pregunta final te diría que van simplemente por delante. Aquí en occidente también hay cada vez más incomunicación y falta de afecto. Es lo que nos espera.

Excelente documental, Luis. Me alegra que lo dieras a conocer. Un saludo.

JuanRa Diablo dijo...

Haré por ver ese documental, pero de entrada ya te digo que también me ha invadido cierta angustia al saber esto. ¿Cómo es posible tanta frustración?

Una vez más, la relidad superando a la ficción.

Dr. Quatermass dijo...

Son raros de cojones (conozco a unos cuantos) pero ojito ojito que pasarán cosas en occidente que vosotros no creeriais :-)

Maria dijo...

Pues si es desolador. Yo no creo que eso pase aqui ,al menos en la misma medida, porque ellos culturalmente no muestran sus sentimentos (menos en publico) se lo guardan todo,tampoco les enseñan a tocarse y ser cariñosos, todavia menos pasionales.Viven con miedo,parecen muy vulnerables

Héctor dijo...

Quizá el capítulo 2 de la serie Black Mirror (de 3 capítulos) os suene parecido, nadie ha comentado que las mujeres cada día "se parecen más a muñecas"...
Yo en parte les entiendo y también creo que aquí se da, supongo que la media será mayor, pero no tanto más

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails