John Carter


John Carter es un personaje creado por Edgar Rice Burroughs (autor también de Tarzán) allá por 1911. Cien años después los de Disney nos traen una versión de sus aventuras en Marte con la intención de reventar las taquillas.

La cosa no pintaba bien desde el principio, las novelas de Burroughs están llenas de aventuras, pero la Disney no parecía la productora más indicada. Disney ha edulcorado mucho las andanzas de John Carter en busca de un taquillazo para todos los públicos al estilo de Piratas del Caribe, Tron: Legacy o El príncipe de Persia. La cosa les ha salido bastante mal y Disney ha anunciado que probablemente pierda unos 150 millones de euros con la película. Parece ser que Marte no tiene suerte en la taquilla. En el caso de John Carter, era de esperar: al final el público se ha cansado de caras aventuras sin imaginación y hechas como churros. No basta con efectos especiales y el 3D, el público demanda algo más.

Para dirigir este engendro contrataron a Andrew Stanton (director de maravillas digitales de Pixar como Bichos, Buscando a Nemo o Wall-E) pero la cosa no ha funcionado. Stanton no ha sabido sacarle provecho a este penoso guión lleno de tópicos y sin ninguna sangre en las venas.


Puede que hace 100 años las aventuras en Marte de John Carter fascinaran a los lectores, pero una película sobre sus aventuras en el año 2012 resulta bastante anodina. Hemos visto llegar el hombre a la luna y demasiadas imágenes del Marte real. También nos hemos criado con mucha ciencia ficción de serie B como para que esta historia nos sorprenda. Ése es el problema de esta película, no sorprende en absoluto, desde el principio sabemos qué va a pasar. En toda la trama no hay ni una sola sorpresa, todo resulta tan repetitivo y aburrido que yo casi me duermo. Ni siquiera hay suficientes escenas de acción ni éstas aportan nada de interés. No hay unos villanos realmente interesantes ni unos secundarios entrañables y/o graciosos (más bien todo lo contrario) y los golpes de humor son inexistentes. Los niños se aburrirán y la presencia de Lynn Collins no es suficiente como para que los adultos ahuyenten el aburrimiento. Un horror.

Otra losa insalvable que recae sobre esta peli es Taylor Kitsch, un chico muy guapo y macizote pero francamente malo, su John Carter parece más emparentado con los sosos vampiros de Crepúsculo que con los héroes clásicos de la ciencia ficción. Otros actores de prestigio más que probado como Ciarán Hinds o Mark Strong dan la sensación de haber estado perdidos en el set de rodaje vestidos de drag queens y sin enterarse de qué iba la peli. Al menos Willem Dafoe tiene la suerte de que su personaje es digital y no se le reconoce.

Mala, mala, mala. Aquí y en Marte.

P.d. siempre nos quedarán las maravillosas ilustraciones del personaje que realizó el maestro Frank Frazetta. Mucho más sugerentes que este bodrio de peli.




7 comentarios:

Anónimo dijo...

pues yo pase un rato genial, sabemos siempre lo que va a pasar y no sorprende pero se deja ver.

Möbius el Crononauta dijo...

Hombre, es que Frank Frazetta son palabras mayores.

No he visto la peli, ya la echarán...

Luis Cifer dijo...

a mí me aburrió sobremanera, lo peor que le puede pasar a un film de aventuras: ser previsible y monótono. Se tienen merecido el fracaso en taquilla, a ver si se ponen las pilas.

Félix S. Trabanco dijo...

Tengo un libro sobre Frazetta en el que salen esas preciosísimas ilustraciones, intentaré leer alguno de los libros. Por lo demás estoy de acuerdo, la peli es malísima y un aburrimiento total. A mí no me parece que WALL-E sea una maravilla, pero es buena, y por lo tanto le dí una oportunidad a esta peli, aunque tenía buena y mala pinta al mismo tiempo. La verdad, no fué una gran decepción porque yo ya iba al cine con el freno de mano puesto, me imaginaba que de ahí no podía salir nada bueno y así fué.

Anónimo dijo...

no se que pelicula estabas viendo pero por que criticas todo como si tu pudieras hacerlo mejor, y que esperabas de una pelicula de ciencia ficcion, has leido una sola historia de jonh carter, no mencionaste el diseño de personajes ni la fotografia eres como el critico gastronomico en ratatouille.

Luis Cifer dijo...

buena película ratatouille, mucho mejor que esta penosa, aburrida y ridícula patochada que han hecho con john Carter. Cada uno tiene su opinión, yo sólo expreso la mía. No creo que yo lo hubiera hecho mejor, pero sí distinto, muy distinto, te lo aseguro.

Buñuel dijo...

Pues a mi el duo Ciarán Hinds y James Purefoy en plan pelea cómica del final me hizo gracia.

La pena son todas estas americanadas como la de el circo de "verdes" jaleando al prota tras lo de los monos blancos.

Lo mejor, la colleja que le dan al prota casi al final. MERECIDISIMA.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails