Juan de los muertos



Juan es un cubano que malvive como puede dentro del régimen castrista. Una invasión zombie le hace ver que puede sacar partido iniciando un prometedor negocio. Bajo el slogan "Juan de os muertos, matamos a sus seres queridos" iniciará una prometedora carrera.


¿Se puede salvar al mundo en chanclas y armado con viejo remo? Se puede. Si hablamos de un film cubano de zombis, cualquier cosa es posible. Juan de los muertos no es que sea una gran película ni que revolucione el género del cine de zombies (ni lo pretende, por suerte) pero es un film divertido. Por supuesto, se nota la influencia de Tarantino (esas peleas a lo Kill Bill, esos dibujos animados, esas canciones…) y hay varios homenajes a otros films del género zombie. Es en los personajes y en su peculiar forma de enfrentarse a la invasión donde reside la verdadera originalidad del film. Juan no es un héroe al uso, es un completo anti-héroe: ladrón, vago, adúltero, etc todo lo que el mundo necesita.

Juan de los muertos juega con todos los tópicos del cine (yanqui) de zombies y se ríe directamente de ellos. La particular idiosincrasia de la población de la isla de Cuba y su peculiar régimen político ofrecen los mejores momentos del film. Si los ingleses tuvieron su película de zombies típicamente british con Shaun of the dead (a la que algún iluminado llamó Zombies party) y Rec 3 es una peli de zombies a la española, los cubanos tienen ahora su película de zombies a la cubana. Con un presupuesto ridículo y unos efectos especiales cochambrosos pero resultones, el film funciona gracias a unos gags bastante logrados (casi todos a cuenta del régimen político cubano). Nunca pensé que se pudiera hacer un film de zombies en Cuba y mucho menos que en éste se incluyeran ciertas críticas al régimen castrista. Pero Juan de los muertos demuestra que estaba equivocado.

Con una sana ironía y mucha sangre esta película te hace pasar un buen rato. Lo de confundir a los zombies con disidentes del régimen o con invasores yanquis no deja de ser todo un acierto. Frases revolucionaris como Victoria o muerte, toman aquí un nuevo sentido.

Lamentablemente, la idea no da para una película de hora y media y la cosa pierde algo de fuelle en su parte final. La anécdota no consigue mantener el film en pie pero, al menos, puede hacer pasar un rato divertido a los amantes de este género que se niega a permanecer muerto y enterrado.

4 comentarios:

Sidhe dijo...

Coincidimos en la opinión, a mi también me pareció floja y parece que al final solo es otroa producción que sube al carro de la moda zombie.

Un abrazo Luis!

Dr. Gonzo dijo...

A mí me pareció fallida en todos los aspectos;como película de zombies no aporta nada nuevo, y como comedia está a años luz de Shaun of the Dead o incluso REC 3. Y personalmente, a mí no me hizo sonreír ni una sola vez.

Anónimo dijo...

yo me reí bastante con la crítica al régimen castrista y con los invasión yanqui. una peli que le hubiera encantado hacer a Alex de la iglesia

Möbius el Crononauta dijo...

Aun no le he echado el ojo, pero si dices que está bien, pues me la reapunto.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails