Prometheus



 Por fina ha llegado la esperadísima precuela de Alien a manos de Ridley Scott.


Ridley Scott ha vuelto por la puerta grande a la ciencia ficción, pero era de ilusos esperar que volviera a revolucionar el género. Scott está muy mayor para revolucionar nada, pensemos que sólo ha hecho tres grandes películas en su vida (algo que muchos no pueden decir) y que la más reciente de ellas tiene 30 años. Scott debe retirarse y dejarnos tranquilos. Su dirección en este film se parece más a las de Alien contra Predator que a las de su Alien original. Toda la atmósfera y la tensión que se destilaban en la Nostromo han desaparecido totalmente en la Prometheus. Scott ha aceptado este encargo y se ha dedicado a rodarlo con buen oficio pero con muy poca alma. 


Por cierto, antes que se me olvide, todo ese rollo del origen del hombre, los ingenieros y demás chorradas no sirven más que para contentar a cuatro pirados que niegan las evidencias científicas ya que en su libro sagrado pone otra cosa. La ciencia y la religión nunca han sido buenas amigas. En este guión han intentado rizar el rizo y hacer un film filosófico-espacial-aventurero pero se han olvidado de lo que todos los espectadores queríamos ver: terror. Prometheus se ve sin problemas y es un gran espectáculo visual, pero no provoca terror. Hay elementos que enganchan directamente con la película original, pero no hay nada del estilo de la misma. Prometheus no pasará a la historia por ningún motivo ni será recordada dentro de 30 años, no tiene mérito alguno más allá de intentar emular a un film que cambió la historia del terror y de la ciencia ficción. Prometheus es una mala copia realizada por el director original (doble crimen) pero que más parece cualquiera de sus múltiples imitadores.




 La cosa pinta mal ya desde el prólogo, ese humanoide me parece totalmente fuera de lugar y los efectos especiales me parecen casi de risa. ¿No había otra manera mejor de representar a ese ser? Cutre es la palabra. ¿Qué aporta a la historia? 

Luego Scott nos mete en faena pero no se toma el tiempo que se toma en Alien, parece que tiene prisa y presenta a los personajes a brochazos, a muchos apenas les conocemos en todo el film y otros mueren sin una línea de diálogo.  El ritmo tampoco es el acertado, la acción avanza muy lentamente durante buena parte del metraje para hacerlo a trompicones hacia el final. ¿Seguro que Scott ha dirigido esta película? Sí que está mal este señor. Desde luego, parece que le han recortado mucho metraje a esta película, hay cosas que no se acaban de entender y escenas que no están bien resueltas. Es como si tuvieran miedo a que la película se pasara de las dos horas de duración. Sinceramente, si está bien hecha, la duración no es un problema para una película palomitera. Lo de que muchos personajes tomen decisiones totalmente absurdas merece todo un artículo aparte. Por cierto, el planeta en el que transcurre Alien y en el que transcurre Prometheus no es el mismo, el de Alien era LV-426 y el de Prometheus es LV-223. Prometheus no es pues un retorno al planeta que dio origen a todo, es un nuevo inicio que justifica que muchas cosas no concuerden con lo mostrado en Alien.


Si el prologo es malo el epílogo es aún peor: una chapucera inclusión de un viejo conocido que echa por tierra todas las idioteces que se han venido diciendo de que esta película no era una precuela y que era independiente y tal y tal. Los planos finales del film (ridículas luces estroboscópicas incluidas) ponen las cartas sobre la mesa en una insultante y patética concesión a los fans de la peli original. Prometheus es incapaz de crear sus propios elementos y recurre insistentemente a situaciones y personajes de la original, fracasando en su intento de tener personalidad propia. 

 Además, no se resuelven muchas dudas ya planteadas en Alien (¿33 años no son suficientes?) sino que se crean aún más con la esperanza de crear otra saga. Esto del cine es un negocio, amigos. Y que nos tomen por tontos empieza a ser bastante habitual. Con todo lo que se había escrito, especulado y filosofado, al final Prometheus no es ni un remake ni una precuela de Alien. Como ya hemos dicho, es un nuevo inicio para una nueva franquicia que necesitaba enlazar desesperadamente con un clásico moderno como Alien. Para ello, nada mejor que volver a contar con su director y con el diseñador del monstruo más célebre del espacio: H. R. Giger. Lamentablemente, ambos llevan décadas viviendo de las rentas.

 Del film me quedo con el espectacular aspecto visual y con las interpretaciones de Noomi Rapace y Michael Fassbender. Sus personajes son unos claros reflejos de los de la teniente Ripley y el androide Ash. Nada nuevo bajo el sol, pero son lo más destacable del film. Rapace transmite una fuerza de voluntad increíble a su personaje y compone una heroína destinada a dar mucho que hablar. Fassbender dota a su androide de una peculiar personalidad que es muy de agradecer, su fijación por Lawrence de Arabia no lleva a ningún sitio pero es curiosa. De Charlize Theron sólo puedo decir que está preciosa hasta de mujer fría como el espacio exterior, lo de interpretar no tocaba esta vez.

A Prometheus le faltan el terror de la primera película, así como la espectacularidad y la diversión de la segunda, se parece más a la tercera o a la cuarta entregas. Decepcionante.

8 comentarios:

Jeremias Flores dijo...

Genial pelicula, aunque se queda un poco al principio y no llega a resolver todas las incognitas. Espero con ansias la segunda parte recientemente anunciada. Saludos!

Anónimo dijo...

yo pasé un rato entretenido, me parece bastante superior a muchas otras imitaciones y series B que se estrenan cada año. Pero no es ni de lejo de lo mejor de Ridley Scott ni está a la altura de lo prometido.

RTHB dijo...

Bueno, parece que he podido entrar sin problemas.

Sí, veo que coincidimos bastante en la manera de interpretar este Prometheus. Por cierto, ves, leyéndote acabo de ver que se me ha pasado comentar el parecido del papel que interpreta Michael y el androide Ash del primer Alien.

Como bien dices, Decepcionante es la palabra.

Un saludo.

Anónimo dijo...

coincido plenamente, el inicio y el final del film son lo que la echan a perder. Bravo por Noomi Rapace, es una digna sucesora de la Weaver

Möbius el Crononauta dijo...

"Su dirección en este film se parece más a las de Alien contra Predator" hombre no hay que pasarse. La dirección es bastante competente. El guión ya es harina de otro costal.

En fin... siempre nos quedará la Nostromo.

Luis Cifer dijo...

mmmm me refería al estilo narrativo, planos cada pocos segundos, movimientos de cámara mareantes y tal. Scott se ha adaptado al cine moderno (que el mismo ayudó a crear) pero se ha olvidado de la tensión narrativa de la primera película...

Robert Newage dijo...

Yo también eché de menos esa tensión, y aunque está claro que Ridley lo puede hacer mucho mejor, creo que no llega a ser decepcionante, pero si que es verdad, que se ha dejado llevar por el conformismo de las masas y la decadencia de una taquilla fácil.
Saludos a Walter ;)

Félix S. Trabanco dijo...

Curiosamente un poco antes del estreno de este film, yo habia vuelto a ver Alien 3 y me llevé una gran decepción, porque si te acuerdas tu escribiste un post sobre esa peli y yo deje un comentario muy favorable sobre ese film de Fincher (director que me deja siempre frio y del cual solo me gusta un film: Seven), pues ahora vista otra vez Alien 3 me parece horrorosa, no sé como me pudo gustar tanto la primera vez que la vi. Con Prometheus fué otra decepción pero tremenda, yo casi pensaba que iba a ser la recuperación de Scott y nada de nada. Todos sabemos cuales han sido la 3 grandes obras de Scott, no hace falta repetirlo, pero no da pié en bola desde los replicantes. A mi si me gusta el comienzo, el ser albino del principio me gustó, se podria decir que tiene una buena primera hora y a partir de ahí todo se va al garete. El final es patético, si no es una precuela que no saquen al bicharraco, joder. Sinceramente yo creo que era mejor no saber nada más de lo que sabiamos sobre el cadaver encontrado en Alien (aunque en realidad eso lo sabremos en la secuela, pues este film ni siquiera da respuestas), el misterio era lo mejor. No obstante no se puede esperar otra cosa sobre un director tan reiterativo como Scott.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails