Los mercenarios 2 (The expendables 2)



Era de esperar que el amigo Stallone tirara del hilo del éxito comercial de la primera entrega y no tardara mucho en continuar esta nueva franquicia. Los acartonados héroes de acción de décadas pasadas han vuelto una vez más y ahora vienen con pesos pesados como Jean Claude Van Damme y Chuck Norris.

Los mercenarios 2 no es un film que debamos tomarnos en serio. Ni siquiera los que lo han hecho se lo han tomado en serio, esa sigue siendo su mayor virtud. Por suerte ciertas carencias del primer film se han subsanado y han sabido explotar mejor el choque de egos entre los protagonistas. Tener a tanta mole de músculos a punto del desguace era una oportunidad que aquí se ha aprovechado mejor que en la primera entrega. Los chistes y la autoparodia está aquí más conseguidos.

El guión es una sucesión de estupideces y clichés unidos por eficientes escenas de acción. Analizar la historia es perder el tiempo, así que sólo diré que es una completa idiotez que no hay quien se la crea: personajes que aparecen de la nada sin venir a cuento, tirolinas en cables de alta tensión, ridículos encuentros casuales, frases lapidarias, aviones que despegan en el último momento, etc. Si te gustó la primera, disfrutarás con la segunda. Pero no analices la historia.




 Durante la primera hora la peli se ve sin problemas e incluso se disfruta bastante de sus homenajes. Luego la cosa decae bastante, no han sabido hacer una historia mínimamente interesante y la peli parece una mala copia de Indiana Jones y el templo maldito (rescate de niños en una mina incluido), una pena. Obviamente Stallone intentará cobrarse una venganza y de paso liberará a todo un pueblo. Por supuesto, hay escenas de acción espectaculares y lucimiento de tipos como Jet Li y Jason Statham (aunque su escena vestido de monje me pareció totalmente ridícula). Aunque el rey de la peli sigue siendo el amigo Stallone, su personaje de tipo duro con corazoncito sigue siendo el mismo de hace 30 años, nadie esperaba otra cosa de él, la verdad. Sly sigue con ese tic en la cara y esos ojitos de perdedor que no pierde la esperanza. Esta vez hasta enamora a una chica a la que le saca 40 años. Sly es mucho Sly hasta con edad de jubilación. Por suerte, Schwarzenegger y Bruce Willis tienen algo más de protagonismo en esta peli  y algunos de los mejores chistes son a su costa. Por su parte Chuck Norris está tan inexpresivo y soso como viene siendo habitual pero resulta simpático riéndose del mito que él mismo ha construido a lo largo de su carrera. Su primera aparición en escena es toda una autoparodia. Es esa sana ironía lo que salva a esta peli de la quema y la hace soportable en pleno año 2012.

Simon west es un director bastante flojito (por no decir malo de narices) el tipo se ha limitado toda su carrera a seguir la estela del productor Jery Bruckheimer, siendo el director de alguno de sus mayores despropósitos como Tomb Raider o Con air. Aquí demuestra una vez más que no tiene personalidad alguna ni estilo propio. Se limita a rodar eficientemente escenas de acción (lo que mejor se le da) y poco más.

 Los mercenarios 2 no es una buena película, pero sí hará pasar un buen rato a los seguidores de este tipo de cine.

4

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails