Pájaros de papel (2010)



Tenía pensado escribir sobre esta película desde hace meses, la vi hace más de un año y nunca me había puesto a ello. Supongo que ya es tarde, pero ahí va.

Emilio Aragón es una especie de moderno hombre del Renacimiento: payaso, showman, compositor, director de orquesta, empresario y director de una cadena de televisión. Es cierto que las presentadoras de su cadena parecen haber sido elegidas por la capacidad de carne que son capaces de mostrar (preferiblemente muslo y pechuga) pero no podemos echar por tierra su labor en otros campos por los pecados cometidos en el mundo televisivo.

Pájaros de papel es la primera película de Emilio Aragón, el tipo ha hecho de todo en la televisión pero para su debut en la gran pantalla apuesta por una historia de nuestra post guerra y encima con niño. Un manido tema al que Aragón le da un tratamiento casi autobiográfico a la vez que un profundo respeto y admiración por la profesión de cómico. Su film tiene puntos en común con El viaje a ninguna parte de Fernán Gómez o Ay! Carmela de Carlos Saura, pero posee una mirada nostálgica de la cual ambas citadas carecían. Puede que a muchos les parezca una mirada excesivamente empalagosa o edulcorada y puede que tengan algo de razón, quizás Emilio Aragón intente sin demasiado éxito emular también la delicada ternura de Cinema Paraíso (hay que ver lo que lloro cada vez que la veo), pero su film funciona  y vale la pena verlo (también me hizo soltar alguna lágrima, he de reconocerlo).


 Ciertos elementos la salvan de la quema. Primeramente, Aragón combina ternura, emoción y humor sin resultar pedante (aunque esto último sea muy subjetivo).  Puede que para algunos peque de melodramático y de televisivo pero su film consigue emocionar. Aragón sabe lo que quiere y no cae en errores típicos del cine español, da un tratamiento suficiente a los secundarios y a la historia, dejando que los personajes se expresen y vayan desarrollando a lo largo de la trama. A destacar el acertadísimo tratamiento de ciertos temas.Valga como ejemplo cómo se muestra la homosexualidad de cierto personaje, a Aragón le basta con un simple roce de manos para expresarnos todo un mundo de pasiones reprimidas. Con un leve gesto Aragón nos expone todo lo que necesitamos saber, nada de pormenorizadas escenas de cama (ya podría haber puesto en práctica esta economía de medios gente como Bigas Luna o Vicente Aranda).

Otra gran baza del film son sus actores. Un film así se debe cimentar en unas interpretaciones creíbles de todo el elenco actoral. Aquí están todos francamanente bien, incluso los niños. Tanto Imanol Arias (que no es santo de mi devoción) como Lluís Homar se desenvuelven perfectamente en las pantanosas aguas que comparten lo cómico y lo trágico. Todo el elenco de secundarios resulta creíble e incluso emocionantes en más de una ocasión. Yo destaco a Carmen Machi, quien está pletórica en un papel que parece escrito a su medida y que saca lo mejor de esta gran actriz .

Pájaros de papel es un homenaje a esos cómicos que Emilio Aragón conoció bien a base de  anécdotas e historias que seguro habrá oído contar en su familia. No son pocas las analogías entre el personaje de Imanol Arias y el padre de Emilio Aragón (el inolvidale Miliki). La sobrecogedora aparición de este último en el film resultó ser su adiós definitivo del mundo del espectáculo y, la verdad, no se me ocurre un colofón más adecuado para su carrera.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails