2 hermanas (Janghwa, hongryeon, A Tale of Two Sisters, 2003)


Tras una temporada internada en un psiquiátrico, una joven vuelve a casa con su padre, su hermana y su madastra. Pronto empezarán a ocurrir extraños sucesos.

El coreano Kim Ji-woon es un director todo terreno, lo mismo te dirige un thriller sensacional (I saw the devil), un western alocado (El bueno, el feo y el raro) que la última de Schwarzenegger (El último desafío). Uno de sus films que más me gustan es la cinta de terror 2 hermanas.

El cine de terror oriental vivió su época dorada a finales de la década de los noventa, al éxito de films japoneses como The ring, The eye o La maldición (todos con su correspondiente remake americano) debemos sumar esta interesante cinta que nos llegó desde Corea del sur en 2003.
 En un pricipio, 2 Hermanas no se aparta de ciertos cánones del cine de terror oriental, pero Kim Ji-woon demuestra un dominio de la tensión que muy pocos directores pueden lograr hoy en día. Bebe de El sexto sentido (¿y quien no?) pero es capaz de aportar su particular visión del mundo del terror. Escenas como la de la cocina son de una intensidad enorme, casi dolorosa, aunque intuyamos lo que va a ocurrir, no por ello nos sorprende menos cuando sucede. Tal es el prodigioso manejo del tiempo y la narración de Kim Ji-woom. Obviamente, como en todo buen film coreano, temas como la culpa y la redención están presentes en la trama.

  El claustrofóbico entorno familiar y las tensas relaciones que se establecen entre los personajes alejan al film del cine de terror más convencional y lo acercan al thriller psicológico. Kim Ji-Woon hace trampas y nos oculta información premeditadamente, el espectador intuye constantemente que cierta información no le ha sido revelada  Las tensiones entre los miembros de la familia protagonista irán creciendo conforme avanza el film hacia un final demasiado forzado. Con la pirueta final en forma de sorpresa el film nos deja con la sensación de inverosimilitud, sorprende pero no es creíble a ojos del alucinado espectador. Lástima que la maldita moda de los finales sorprendentes eche a perder esta interesante película.

  Sólo por la magnífica fotografía en tonos verdes y rojos (esos papeles pintados  son simplemente maravillosos), la tensa atmósfera y unos cuantos sustos muy conseguidos, recomiendo esta película ( a pesar del forzado final).

6,5

Por cierto, 2 Hermanas tuvo su inevitable e innecesario remake hollywoodiense, una chorada llamada Presencias extrañas (Uninvited) cuyo único punto de interés era la presencia siempre estimulante de Emily Browning (Sucker Punch).

1 comentario:

Anónimo dijo...

este tipo de pelis asiáticas de terror fueron un soplo de aire fresco hace unos años, esta en concreto me gustó mucho pero tienes razón respecto al final.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails