Consideraciones sobre los Oscars 2014

El selfie más célebre de la historia. Las estrellas son como niños.

 Este año creo que había algo más de calidad entre las nominadas a mejor película que en años anteriores. No ha ganado mi favorita, Gravity. No pudo ser, parece que el lobby de color cada día tiene más fuerza y el Oscar a mejor película se lo ha llevado 12 años de esclavitud, otra buena película.

 No era la mejor, en mi modesta opinión, pero es un buen film sobre la esclavitud y contaba con unas excelentes interpretaciones. ¿Sólo con el Oscar a mejor guión adaptado y el de actriz secundaria ya es merecedora del Oscar a mejor película? Juzguen ustedes mismos.

Ya he mencionado que mi favorita era Gravity y considero justos cada uno de sus Oscars, puede que sean en el apartado técnico pero la dirección de Alfonso Cuarón era indudablemente la más arriesgada y compleja del año. Cuarón ha demostrado que las películas de aventuras y del espacio (sean o no de ciencia ficción) pueden pueden ser emotivas y llegar a lo más profundo del espectador. Bravo por Cuarón y por Gravity. Lo de Sandra Bullock estaba difícil, se lo regalaron hace pocos años y no era cuestión de dárselo otra vez por mucho que ahora se lo mereciera más. Además, Cate Blanchett es mucha Cate Blanchett y en Blue Jasmine estaba espectacular, qué clase tiene esta mujer. El bueno de Woody Allen no se ha llevado el Oscar a mejor guión original (tampoco creo que le importe con el lío que tiene montado) que fue sorprendentemente para Her, de Spike Jonze. Coincido plenamente en que este guión es de los mejorcito del año, una acertada radiografía de las relaciones personales en la era de las telecomunicaciones. Nunca pensé que la estatuilla dorada fuera para un guión así, a veces estos conservadores de Hollywood te sorprenden.
 O puede que ya no sean tan conservadores: una gala presentada por una lesbiana, el Oscar a mejor película va para una película dirigida por por un director de color, el Oscar a la actriz secundaria otorgado también a una actriz de color, el Oscar a mejor actor principal  por interpretar a un enfermo de sida, el de actor secundario por interpretar a un travestí, el mejor guión original va sobre un friki que se enamora de un ordenador, etc. Algo está cambiando (para bien) en Hollywood. Esperemos que no se pasen de frenada, tranquilos, estamos hablando de América, todo forma parte de un plan. Una necesaria limpieza de imagen.



Me alegro también por Matthew McConaughey (estaba cantado, lleva una carrera imparable en los últimos años) y Jared Leto. Ambos en dura pugna con Leonardo DiCaprio (El lobo de Wall Street) el primero y Michael Fassbender (12 años de esclavitud) el segundo. Se da la casualidad que los cuatro son grandes actores y muy guapos, ya sabemos que las estatuillas suelen ir a parar a los más guapos de entre los nominados. El caso de McConaughey es más que curioso, junto con Sandra Bullock era uno de los actores que yo más detestaba debido a su aparente falta de dotes interpretativas. Siempre encasillado en papeles de chico guapo en comedias románticas, los que más dinero dan, McConaghey dio recientemente un giro a su carrera y empezó a tomarse en serio esto de actuar. Este Oscar por su papel en Dallas buyers club constata que el tipo tenía talento. Dallas buyers club es un film que, como Her, debería haber tenido más repercusión. Son films pequeños que ampliamente superan a las grandes producciones. Otra película pequeña en presupuesto pero grande de espíritu era Nebraska pero se ha ido de vacío debido a su falta de ritmo, a mí se me hizo pesada a pesar del carisma de sus personajes. Veo que no he sido el único.

En cuanto a la mejor película de animación, mi corazoncito estaba dividido. No me apasionó Los Croods y hay un par que aún no he visto, por lo que me decantaba por Gru 2 (era la más divertida del lote). Pero mis hijos están en plena fiebre Frozen y me fascinan sus números musicales por lo que celebro que se lo haya llevado la peli de la factoría Disney. Por ello me alegro que ganará Let it go (Suéltalo en la versión española), llevo semanas cantándola a todas horas y mis hijos se saben todas las canciones de Frozen de memoria. La de Pharrell Williams para Gru 2 estaba francamente bien pero yo me decantaba por la de Frozen. La canción que era un horror es la U2, que se retiren de una vez. Me llena de orgullo y satisfacción que por segunda vez les nieguen el Oscar, la anterior fue por aquel peñazo de canción para Gangs of New york de Scorsese. Por cierto, Scorsese se fue con las manos vacías. Nunca ha tenido suerte con estos premios. Al menos también se fue con las manos vacías La gran estafa americana que no pasa de ser una imitación del cine de Scorsese. Eso sí que hubiera sido humillante, casi tanto como llevarte el Oscar por un remake tras 30 años de carrera.

Lo de mejor película extranjera estaba cantado, La gran belleza se lo merecía, y punto.

 Por cierto, esto de la ceremonia de entrega no deja de ser una pantomima para lucir moda de alta costura. Un pase de modelos a todo lujo en el que no faltan los diseñadores de siempre. Glamour dicen que se llama tal cosa, pues eso, para ellos todo.

Lo dicho, quizás se deba a que coincido bastante con los premios entregados pero me ha parecido que este años la calidad ha sido algo mayor. A ver si la tendencia continúa en años venideros.

3 comentarios:

Joan R. López dijo...

Que Scorsese se fuera con las manos vacías después de un peliculón como "El Lobo de Wall Street" es preocupante, y más cuando la interpretación de DiCaprio es memorable.

En el resto de premiados, pues simplemente: CONFORME

Hemos Visto
http://hemosvisto.blogspot.com

Anónimo dijo...

El problema de DiCaprio ha sido que se ha dado de bruces contra el muro infranqueable de la interpretación de McConaughey. De no ser así, el oscar hubiera sido suyo casi seguro. Sólo pueden dar uno, aunque este año podían hacer como otros premios que los dan ex aequo a varios interpretes y no pasa nada.

JuanRa Diablo dijo...

Yo también prefería Gravity, e incluso Nebraska, para ganar el premio. De hecho Doce años de esclavitud, sin ser mala película en absoluto, no me transmitió las emociones de otras que trataron el tema de la esclavitud, como Arde Mississipi, El color púrpura o Django y que no se llevaron el premio.
Me parece que las conciencias de los académicos pensaron que ya tocaba y se lo han ido a dar a la menos buena.

PD: Fassbender no da miedo. Creo que tiene demasiada cara de buena gente para darle el papel de negrero despiadado, ¡incluso con látigo no me caía mal!
Para ese papel yo habría elegido a Vincent Cassel. Ese sí!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails