Boxtrolls


El estudio de animación Laika sigue con su cine de stop-motion para un público más maduro pero esta vez tampoco ha logrado superar ni igualar su excelente debut con Los mundos de Coraline.

  Vayamos por partes. Los Boxtrolls es un film demasiado oscuro y abigarrado visualmente como para que los más peques lo disfruten. No cometáis mi error de meterme a la sala con niños de 3 y 5 años. El film resulta grotesco y bizarro debido a ciertos personajes y situaciones. Obviamente, no es para los más pequeños.  La trama está plagada de interesantes detalles y metáforas que a ellos se les escapan. Yo lo recomendaría a chavales de 10 años o más. Sin ir más lejos, mi hijo se durmió y mi hija se quería ir del cine. Nada de secundarios graciosillos, canciones a mansalva ni divertidos gags. Boxtrolls es otra cosa.

 Yo la disfruté bastante en su primera mitad, se me hizo un estilo visual muy atractivo y la historia me pareció bien llevada. La cosa pierde algo de interés en su segunda mitad quizás debido a un desarrollo demasiado plano de los personajes y la obviedad del final. Por suerte se guardan para el final una agradable sorpresa gracias a dos sesudos personajes que filosofan sobre la posibilidad de ser muñecos animados, así descubrimos el ingente trabajo que se esconde tras cada fotograma de este tipo de cine.

Laika sigue siendo un rara avis dentro del mundo de la animación y sigue buscando su público alejado de las ñoñerías de la todopoderosa Disney. Esperemos que en el futuro los resultados sean mejores.

Sin ser un mal film, deja un regusto amargo (como el queso azul). Creo que podría haber sido algo mejor.

5'5

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails