Zootrópolis

La nueva propuesta de animación de Disney, Zootrópolis, nos presenta un mundo sin humanos y los animales han evolucionado hasta tener una sociedad muy avanzada en la que cada individuo, sea de la especie que sea, tiene su propio rol. Como era de esperar, nuestra protagonista no se conforma con aceptar su rol de débil conejo sino que aspira a ser algo más, policía nada menos. La premisa no es del todo novedosa pero está bien desarrollada. Disney sigue dando mensajes de superación, “sé lo que tú quieras ser” y cosas por el estilo pero esta vez la cosa funciona bastante bien.

Básicamente estamos ante una película de Disney que conscientemente se aleja de los cánones tradicionales de la todopoderosa compañía de animación. Zootrópolis se parece más a  Big hero 6 o Rompe Ralph! que a Frozen (a la que hace un guiño). Nada de ñoñas canciones que ponen a los padres de los nervios. Zootrópolis es un film de animación diseñado para que los padres pasen también un buen rato. Incluso funciona a la perfección como ejercicio de cine negro apto para niños. Tenemos pesquisas, broncas con el jefe, bajos fondos, etc. No solo la trama detectivesca está muy bien llevada sino que hay suficientes guiños como para que su visionado se nos haga más que agradable a los adultos. Por citar algunos, hay guiños a El padrino y a Breaking Bad (dos personajes que trabajan en un laboratorio clandestino que se llaman Walter y Jesse).

La verdad es que como adulto pasé un buen rato, la trama me entretuvo bastante más de lo que me esperaba, y los niños se lo pasaron de miedo con las escenas de persecuciones. Me agradó el hecho de que no hayan tirado por lo fácil y hayan evitado incluir una gran escena espectacular como traca final. Se opta por otra solución que me resultó de lo más coherente con el tono que había llevado el film hasta entonces. Los buenos vencen  a los villanos usando la inteligencia, no la fuerza, algo que siempre es de agradecer. También se agradece que nos vayan llegando personajes femeninos fuertes y decididos. Ya vale de tanta princesita.

Lamentablemente, no han omitido el típico número musical con los personajes bailando a modo de epílogo. Además lo canta una gacela inspirada en Shakira (quien canta el flojito tema del film y tiene demasiada presencia en la película) que me resultó de lo peor del film con diferencia.

Resumiendo, recomendable tanto para niños como para mayores a pesar de Shakira.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails