El gran Vázquez


Hay vidas que bien merecen una película. Me refiero a estas personas reales que por su peculiar forma de entender y vivir la vida son dignas de merecer un biopic. Mientras los norteamericanos hacen biopics sobre rockeros o cantantes, era lógico que en España se hiciera lo propio sobre vividores y pícaros.


Manuel Vázquez Gallego fue un dibujante de cómics creador de personajes como Anacleto, Agente secreto, La familia cebolleta o Las hermanas Gilda, incluso creó un personaje sobre sí mismo y sus aventuras para evitar a los cobradores. Vázquez formó parte de la época dorada del cómic en España, coetáneo de Ibañez y otros muchos de la mítica Editorial Bruguera, incluso su vida parece sacada de uno de sus tebeos.
Tanto los que busquen un nuevo Torrente como los que busquen la típica película española sobre la postguerra se equivocarán totalmente. El director Óscar Aibar fue escritor de historietas en revistas como Totem o El Víbora antes de estrenarse como director en 1995 con Atolladero, e incluso llegó a colaborar con Vázquez. Aibar narra la peculiar forma de vivir de Vázquez como si de una historieta se tratara, siempre con un tono desenfadado muy propio del mismo Vázquez. La verdad es que la peli destila admiración por un personaje tan caradura y canalla que hasta resulta simpático (aún más en la piel de Santiago Segura). Hacia el final la trama se pone algo más seria pero Aibar mantiene el ritmo y consigue quitarle mucho hierro al asunto evitando caer en el drama propiamente dicho.

El estilo narrativo y visual es todo un homenaje a esos tebeos con los que creció más de una generación de este país. Con esta historia se podría haber hecho un drama en toda regla o una comedia alocada pero el director consigue quedarse en un gratificante equilibrio entre la parodia y el homenaje. Parece un cruce entre Atrápame si puedes de Spielberg con las comedias de Alfredo Landa. Es cierto que muchas situaciones parecen irreales y forzadas pero la vida de Vázquez fue así. Si no te explican que está basada en hechos reales, no te la creerías. Ya sabemos que a veces la realidad supera a la ficción. La historia de Vázquez sólo era posible en la España de los años 60, no sería posible hoy día, la gente ya no es tan ingenua y tanta tecnología nos tiene totalmente controlados.

Los actores están bien, Santiago Segura cumple en su papel de canalla (los que mejor le salen) aunque a veces parece que estamos viendo a Torrente y en los momentos más serios no transmite demasiado. No es un gran actor pero estos canallas le salen bordados. De los secundarios (todos cercanos a la sobreactuación que el film requiere), me quedo con Alex Angulo. También aparecen dos de los actores de Muchachada Nui: Ernesto Sevilla y un casi irreconocible Carlos Areces.

Yo pasé un rato entretenido y la peli me gustó, sin ser ninguna maravilla.
6


2 comentarios:

Reichel dijo...

LA tengo apuntada para este finde. A ver qué tal.
Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Bueno si cumple con entretener un ratejo ya es. Así que ya veremos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails