The visitor


Al regresar a su apartamento en Nueva York un profesor se encuentra que está ocupado por unos inmigrantes ilegales.

Partiendo de una anécdota que podría ser totalmente real, Thomas McCarthy va desarrollando toda una metáfora sobre las diferentes formas de ver la vida y el acercamiento entre culturas.

El film propone la idea de que realmente no somos tan distintos y que quizás deberíamos conocernos un poco más antes de juzgar a los demás. El protagonista es un aburrido profesor y escritor que lleva una vida totalmente anodina y sin alicientes. Al entrar en contacto con los inmigrantes ilegales y sus problemas irá perdiendo los prejuicios, descubrirá que da conferencias y escribe libros sobre cosas que realmente no conoce. La economía y la globalización están muy bien sobre el papel pero los problemas reales no siempre salen en las estadísticas.

La peli tiene escenas muy bien llevadas, el uso de la música como acercamiento entre culturas me parece todo un acierto, siendo esas escenas las más logradas.
La película consigue mantener un ritmo y un tono muy agradables durante todo el metraje. Podría haber caído en el drama social a lo Ken Loach pero no ha sido así.

La moraleja del film se podría resumir en una escena al final del film en la que el reprimido profesor explota expresando sus sentimientos ante los funcionarios de inmigración: todos cabemos en este mundo y nadie tiene derecho a expulsar a nadie.

Los actores están muy bien, muy creíbles. Richard Jenkins está genial como el anodino profesor, mientras Haaz Sleiman y Hiam Abbass (Paradise now) bordan sus papeles.

Recomendable.
7

1 comentario:

ahora deltripa dijo...

te apoyo...me gust{o bastante.
tripacio...from chile.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails