Drive




Ya desde el principio Drive nos deja las cosas claras, no es un film convencional. Los títulos de crédito de Drive parecen sacados de la serie Corrupción en Miami o una peli de los años ochenta con esas letras en rosa y esa música techno. Pero Drive no es un film de los años ochenta, aunque recree ese ambiente, tampoco es un film sobre persecuciones en coche (aunque se publicite como tal) ni es un film sobre gánsters de poca monta. Drive tiene todo eso pero no es un film que se pueda catalogar fácilmente, pero se podría definir como una peli de autor con envoltorio de peli de acción.

Drive nos presenta a un protagonista solitario y bastante parco en palabras perfectamente interpretado por Ryan Rosling. Un tipo que recuerda a esos héroes (o anti héroes) del cine negro clásico pero con aspecto actualizado (muy chula la cazadora con el escorpión). En un mundo frío y sin piedad, nuestro protagonista sólo obtiene algo de emoción a través de estas peligrosas persecuciones nocturnas que le obligan a esforzarse al máximo. Su cuya especialidad es huir, nada de echar raíces o sentirse cómodo en ningún lugar.

Pero el tipo tiene un corazoncito (vaya por donde) y era inevitable que una mujer se cruce en su camino y nuestro héroe empieza a no ser tan profesional. Hay que ser más frío que un témpano de hielo para no jugársela por Carey Mulligan. Los aletargados sentimientos entrarán en juego poniendo en peligro una existencia no demasiado excitante. Por supuesto, la cosa se complicará y nuestro héroe deberá aplicarse a fondo para salir de este agujero en el que se ha metido él solito.

Nicolas Winding Refn nos ofrece un pausado estilo narrativo y visual. Nada de grandes tiroteos o grandes persecuciones con decenas de coches reducidos a chatarra. Winding Refn opta por los silencios de los personajes y las frases no dichas antes que por las bravuconadas o las frases lapidarias. Las miradas y los silencios toman aquí el protagonismo mostrando unos deseos que pugnan por salir a la superficie. La relación entre Ryan Gosling y Carey Mulligan es una de las más contenidas del cine reciente. Apenas hay contacto físico entre ellos pero destilan una tensión casi insoportable. Dicha tensión se ve acrecentada por la música de un Cliff Martínez que más bien parece un imitador del Angelo Badalamenti más inquietante (y no es ésta la única coincidencia con el cine de David Lynch). Drive nos brinda momentos como el del ascensor o la escena final que son simplemente geniales tanto por su intensidad como por su plasticidad. Winding Refn sabe rodar pero debería dotar a sus historias de algo más de vida.
Definitivamente, Drive no es una película convencional, a los amantes de las pelis de carreras les parecerá lenta y a los amantes de las pelis de gánsters es posible que también les defraude. Los que busquen un buen cine negro de autor es posible que salgan satisfechos.

A mí me gustó pero no me pareció tan genial como dicen muchos.

6



8 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Y a mí me encantó. Es magnífica. El último gran héroe byroniano del cine. Con un argumento muy parecido al de raíces profundas y un ritmo narrativo también similar. Quiero esa chupa!!!

Luis Cifer dijo...

yo también quiero una chupa así, pero en negro.

Anónimo dijo...

mola, gran peli, grandes persecuciones, un tipo duro de pocas palabras y mucha violencia. Sólo le falta algo de sexo y hubiera sido excelente.

Martin Scorcc dijo...

Lo lindo del cine es que cuando menos te lo esperas(agotado de revisionar clasicos)estalla ante tus ojos un espectaculo audiovisual como Drive,hermoso nuevo clasico!!!Gracias Gosling y Winding Refn

Alhy dijo...

Tanto me ha gustado Drive, que incluso he creado una nueva sección en mi blog con la excusa de hablar de ella. Me tiene fascinada y no me la quito de la cabeza. Eso si, si te encantó la cazadora, no me odies si pasas por mi blog ;)

Es un film donde un@ tiene la sensación de que todo encaja mágicamente: la química entre los actores (Gosling y Mulligan tienen una quimica brutal, pocas veces se siente el amor con tanta intensidad en la gran pantalla), los insólitos secundarios, el equilibrio entre géneros o de intimismo y secuencias de acción, la banda sonora, la estética ochentera... todo le va como uno de los guantes que luce el soberbio y magnético Gosling.

Junto con The artist, El árbol de la vida y Le Havre, lo mejor del año pasado en mi opinión ;)

Un saludo ***

KEN'AY dijo...

Lo unico que no me gustó de la película fue Gosling... No me parece para nada un buen actor y, en mi opinión, realiza un trabajo nefasto. Mi protagonista ideal seria Cillian Murphy, por ejemplo! Pero la película es de lo mejor de año! Un saludo!

http://blogdecineparaulaviva.blogspot.com/

Félix S. Trabanco dijo...

Muy sobrevalorada en mi opinión. Es contenida, pero aún así es muy videoclipera. A mi no me gustó.

Anónimo dijo...

Muy interesante película...pero la música no es de Badalamenti.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails