PUSH


Existen personas con poderes sobrenaturales que son perseguidos por una organización que quiere capturarlos.


Ante una premisa así de original (vamos, calcada directamente de la serie Héroes) el director Paul McGuigan (El caso Slevin) nos entrega un film totalmente olvidable. Ni siquiera sirve como mero divertimento al que no hay que pedirle demasiado.


Si ya el argumento huele a rancio, el desarrollo no puede ser peor. Es cierto que el éxito de la serie Héroes se debe a la novedad de los superpoderes (inspirados en X-men), los continuos giros argumentales y a las diversas tramas que se entrecruzan constantemente. Algo tampoco novedoso del todo pero que, al menos en la primera temporada, logró momentos muy entretenidos. A mí me llegó a enganchar como pocas series lo han hecho. Eso sí, en las temporadas siguientes la cosa ha ido decayendo a ritmo vertiginoso.

Todo lo anterior nos viene que ni pintado para evidenciar la enorme crisis creativa del cine. La televisión, considerada durante décadas la hermana pobre, ha rebasado ampliamente al cine en cuanto a calidad de guiones. Sólo así podemos explicar que al comparar un film y una serie televisiva que versan sobre el mismo tema (personas con poderes perseguidos por una organización) gane la serie por goleada.

El problema de Push es un guión totalmente anodino y aburrido. Yo pasé incluso apuros para mantenerme despierto. Es cierto que hay escenas de acción y momentos que intentan que la cosa se ponga interesante… pero ni por esas. Todo es tan previsible que parece que el espectador también ha adquirido la habilidad de predecir el futuro. Con el juego que pueden dar los poderes como la telequinesis, la teletransportación, predecir el futuro o insertar/borrar recuerdos… pues nada de nada. El guión es un terriblemente aburrido. Incluso la supuesta sorpresa final queda totalmente estropeada por la torpeza del guión.


En una peli de aventuras o ciencia ficción no podemos pedir verosimilitud, pero sí que nos entretenga y las cosas que muestra no rocen el ridículo. No es el caso. En esta película hay escenas de acción que son puro relleno, personajes que no sabes qué pintan en la peli ni qué buscan y un final simplemente fallido.
Creo sinceramente que Djimon Hounsou y Dakota Fanning deberías elegir mejor sus papeles y que Chris Evans (la antorcha humana de los 4 fantásticos) haría mejor en dedicarse al punto de cruz. Por otro lado, Camilla Belle (10.000)demuestra una vez más que es muy guapa pero que lo de actuar le queda muy grande, una pena: su personaje de controladora de mentes podría haber dado mucho juego en un guión bien escrito.


Floja.
3,5




2 comentarios:

marguis dijo...

¿Has leído "Ojos de fuego" de Stephen King? Es de 1980, en ella una organización gubernamental hace experimentos con gente que los dotan de poderes, el padre de la protagonista puede inducir pensamientos (¿te suena?).
Así que cuando empecé a ver la peli es en lo primero que pensé, en Stephen King... quizás por eso la película me gustó mas... no la comparé tanto con X-Men ni con Héroes. Aunque está claro que es otra manera de meter mutantes en el cine.
;)

Luis Cifer dijo...

No he leído el libro, pero es cierto que la peli peca de poco original(y si encima es aburrida...)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails