LA VIDA DE LOS OTROS (Das Leben der Anderen, 2006)



Ya era hora. Los alemanes están aprendiendo y le están sacando partido a su historia con películas más que interesantes (Goodbye Lenin, Lutero, El hundimiento). Otra a añadir a la lista es esta peli del director novel Florian Graf Henckel von Donnersmarck (menudo nombre) que se llevó todos los premios habidos y por haber (incluido el Oscar a mejor película en habla no inglesa); una historia sobre opresión, censura, espionaje y caza de brujas en la antigua RDA.

La vida de los otros se beneficia de una trama realmente interesante muy bien llevaba. Fácilmente podría haber caído en el típico ladrillo alemán que no hay quien lo vea, aburrido hasta decir basta, pero tiene un ritmo muy acertado, sin sobresaltos pero sin bajones. Para ser su primera película, este chico promete. A mí la idea del film me recordó un poco a La conversación de Coppola pero los enfoques de ambos films son totalmente distintos.

El tema de la falta de libertad dentro del régimen comunista de la Alemania del Este creo que esta muy bien plasmado. Ante una aparente normalidad, subyace un régimen de terror que asfixia a los ciudadanos. Un estado invasor de la intimidad en donde no existe el menor espacio para la privacidad. Un aparato policial (la Stasi) del que forma parte el protagonista, encargado de escuchar a un escritor en busca de indicios de subversión.

Todo el asunto de las escuchas está tratado magistralmente así como la frialdad de la burocracia germana. La película además plantea preguntas muy interesantes: ¿Somos lo que hacemos o hacemos lo que somos? ¿Se pueden anular los sentimientos? ¿Vale la pena amar aunque nunca seas correspondido? ¿Se puede vivir la vida de otras personas aunque sea a distancia? ¿Vale la pena morder la mano que te da de comer?

Es cierto que para ciertos espectadores ávidos de efectos especiales y robots voladores se puede hacer algo pesada al principio (hasta que entras en materia) pero enseguida engancha y no te suelta. A mí sus 144 minutos no se me hicieron pesados en ningún momento.

Los actores están muy bien, en especial Ulrich Mühe (fallecido en 2007) como el agente frío como el hielo que transmite muchas emociones tras su imperturbable mirada. A mí me llegó a emocionar. Creo que también hay que citar a Martina Gedeck y Sebastian Koch (El libro negro) como la pareja objeto de las escuchas.

8

4 comentarios:

Airama dijo...

Hola,
Gracias por tu visita y bienvenido.
Te sigo
Saludos

jn dijo...

Gran película! No la tengo muy presente ahora, pero recuerdo que me gustó mucho cuando la vi.

Crowley dijo...

Una gran película, amigo Luis, fría y desoladora, como la burocracia que citas.¡Qué época más negra para vivir!
Un saludo

Lillu dijo...

A mí me gustó mucho también. De hecho pensé que, quizás por su temática, me iba a resultar pesada, pero al contrario, supo captar muy bien mi atención y no me aburrió en ningún momento. Un ejemplo de buen cine, sin duda.

saluditos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails