Rango




Gore Verbinski era hasta ahora un director sin personalidad. Como el personaje del maravilloso film de Woody Allen, Zelig, Verbinski se adapta perfectamente al medio y saca siempre lo mejor de sí mismo. En The ring logró un aceptable film de terror (sobretodo si pensamos que era un remake) luego se forró con la saga de Piratas del caribe (la primera era entretenida, las otras dos son para olvidar) y ahora se nos pasa al cine de animación con resultados más que satisfactorios. Un camaleón en toda regla.



Contra todo pronóstico, Rango es un film muy divertido que está por encima de la media de las pelis de animación que nos llegan habitualmente. Tanto el diseño gráfico de los personajes como los matices de los mismos están mucho más elaborados, Rango no tiene el aspecto de un film para niños. Rango está más enfocada al público adulto que al infantil, puede que los más pequeños también lo pasen bien aunque algunos chistes no los pillen. Creo que es la primera película de animación que incluye un chiste sobre la próstata, ahí es nada. Lo mejor de la peli son los personajes hechos por ordenador, espectaculares, y las escenas de acción, muy logradas.
Rango no deja de ser la típica historia de un don nadie que se hace pasar por el héroe que no es, el engaño no durará mucho pero por el camino nuestro don nadie acabará convertido en aquello que pretende. El guión acierta a incluir aspectos bastante actuales como la necesidad del agua, la especulación urbanística y la corrupción municipal. Se podría haber situado la acción en España y no en el oeste norteamericano. Está muy bien traído todo el tema fronterizo y las palabras en castellano (indispensable verla en versión original si no queréis perderos muchos detalles).

Rango es un film divertido e inteligente, lleno de referencias y homenajes a las pelis del oeste. Pero también incluye ciertos cameos o gags autoparódicos como el de los protagonistas de Miedo y asco en Las Vegas o la aparición del mismísimo Clint Eastwood.
El protagonista absoluto es Johnny Depp, quien dota al camaleón protagonista de su eterna serie de gestos y muecas. La cosa funciona y el personaje resulta entrañable y divertido desde el primer minuto. Al final va a resultar que el guapo de Johnny Depp actúa mejor cuando no se le ve, cosas de la tecnología. Por mí, que siga haciendo cine por ordenador y se olvide de sus pelis con Tim Burton durante unos 15 años. También prestan sus voces a los personajes actores como Alfred Molina, Bill Nighy, Harry Dean Stanton, Ned Beatty o Timothy Olyphant, todos muy bien.

Puede que Verbinski nos deje ver en Rango algo de su propia personalidad, nunca es tarde si la dicha es buena. Totalmente recomendable.
7

3 comentarios:

Alexandre Vaudeville dijo...

Si que estaría bien que Depp se alejará más de Tim Burton, de hecho lo ha intentado varias veces y en ocasiones con no muy buenos resultado, demasiado mimado está pero con otros directores puede que saque todo lo bueno que tiene. Como a todos los actores Hollywoodienses, le hace falta un papel a medida, pero no el típico donde sobreactuar y repetirse.

Vaya, así que Rango pinta bien, interesante!

Möbius el Crononauta dijo...

Este verano igual tengo oportunidad de verla, a ver si me decido.

Saludos

Bene Gesserit dijo...

buena peli, muy por encima de la media de pelis de animación. Casi tan buena como las de Pixar, muy superior a ese descalabro que es cars 2.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails