Ira de titanes (Wrath of the titans)






Pues me gustó algo más que la primera, no sé el motivo, incluso pasé un rato entretenido. ¿Puede ser que el calor me haya derretido el cerebro?. 


 Todo lo que escribí sobre la primera parte se puede decir de esta secuela. Puede que la trama sea tan inconsistente como en la primera entrega y que Sam Worthington sea tan inexpresivo como siempre, pero la peli se me hizo más amena y divertida. Los de Hollywood siguen pasando el rodillo a la mitología griega, convirtiendo la complejidad de las historias en meros divertimentos para adolescentes, simplificando las tramas y sus implicaciones. Uno echa de menos algo que demuestre que tras la cámara hay una persona y no un robot paranoico, todo es tan vacío en esta película que parece que la ha dirigido HAL 9000. Ira de titanes es un blockbuster sin alma ni cerebro, un producto de consumo rápido para olvidar antes de salir del cine, cosa que consigue.

Desde luego el guión sigue dándole patadas a la mitología griega y no alberga sorpresa alguna, siendo el film una mera excusa para el lucimiento de los efectos digitales. Por cierto, algunos efectos especiales son asombrosos (el monstruo de lava, el grifo de dos cabezas) pero otros son bastante cochambrosos (los cíclopes que se parecen a Paquirrín), pero en líneas generales son más que satisfactorios si es lo único que buscas. Para el espectador medio sólo quedará el recuerdo de alguna escena aislada, siendo el conjunto del film bastante mediocre.



En cuanto al reparto, destacar que a Sam Worthington le han dejado crecer el pelo (no se me ocurre otra novedad en su actuación) mientras que Ralph Fiennes y Liam Neeson siguen estando ridículos con esas pintas de dioses de barraca. Los diálogos finales de estos grandes actores son bastante sonrojantes, nada que ver con los que ambos interpretaron en la ya lejana Lista de Schindler. También aparece el bueno de Bill Nighy para dar aún más empaque al reparto y llevarse un buen cheque. Al que no deberían de darle ni un centavo por esta peli es a Toby Kebbell (Rocknrolla), su papel de Agenor (hijo de Neptuno, toma ya!!) desentona bastante, por momentos parece que se va a poner a rapear mientras se lía un porro. Ya sabemos que pedir rigor histórico (o mitológico) en estas producciones palomiteras es una tarea inútil, pero que nos tomen por idiotas de esta manera es insultante.


 Por cierto ¿qué pinta el hijo de Perseo en toda la película? sólo estorba y da una grima tremenda.


4,5




No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails