Resident Evil: Retribution



Es que hay pelis tan rematadamente malas que no puedo dejar de verlas sólo por el mero placer de comentarlas y ponerlas a parir. La saga Resident Evil es ya por mérito propio aspirante al galardón a la mayor basura jamás filmada. Dentro de mi lista de las 10 peores películas de la historia, esta saga ocupa lo menos 4 puestos. Supongo que ya no se toman en serio estas películas ni los ineptos que las hacen.

 En esta quinta entrega han perdido definitivamente la cabeza, nada tiene sentido en esta gran chapuza que intenta ser un film de terror/acción y acaba siendo una comedia involuntaria. No pasa nada por hacer un descerebrado film de terror/acción de serie B, el problema viene cuando te lo tomas en serio. Paul W.S. Anderson se lo debe de tomar muy en serio ya que no parece consciente del ridículo que provoca su cine ni lo caduco de sus propuestas. En su cine no hay humor ni autoparodia ni la más ligera ironía, parece que el tipo no sabe lo pésimo que es su cine. Paul W.S. Anderson sólo parece interesado en mostrarnos anodinas escenas de lucha, tiroteos y explosiones en un corta y pega sin ton ni són.


El inicio no puede ser más cutre, el film engancha con el patético final de la anterior entrega pero el listo de Anderson nos muestra la escena al revés para luego mostrarla otra vez, bonita manera de aburrir al personal. A partir de ahí, la peli oscila entre lo ridículo y lo patético, incluso tiene que introducir un breve resumen de lo visto en las anteriores entregas ya que no hay quien se entere de por dónde van los tiros (ni creo que haya a quien demonios le interese).

¿Realmente el señor Anderson dedica más de 5 minutos a escribir el guión de cada una de sus películas? Lo dudo mucho. Esta vez hay que escapar de una instalación de la organización Umbrella antes de que explote una bomba. Así de simple. Lástima que este hecho se nos anuncie tras casi media hora de estúpidas escenas de acción metidas con calzador. Es que Matrix realmente ha hecho mucho daño al cine de acción, algunos aún lo siguen flipando con el bullet time y las peleas con cables. La cosa tuvo su gracia hace 13 años pero ya cansa. Toda la pasta gansa que se han gastado en efectos especiales se la podrían haber gastado en un guión que no fuera un calco de situaciones mil veces vista o que, simplemente, no diera risa. No sé vosotros, pero yo estoy hasta la coronilla de la puñetera organización Umbrella.


 Es que esta peli no hay por donde cogerla, la verdad. Así como quien no quiere la cosa, se saca de la manga unos irrisorios zombies rusos con motosierras capaces de conducir motos. Alucinante. También tengo que mencionar el plagio descarado al Aliens de James Cameron, lo de convertir a la heroína en madre adoptiva de una niña y que ésta sea raptada por un bichejo que la mete en un capullo viscoso es de juzgado de guardia. Seguimos con el corta y pega.
Mención especial merece la mala de la película que lleva una araña de metal incrustada en el pecho, una escusa de lo más rastrera para mostrar el generoso escote de la muchacha (la guapa Sienna Guillory). Lo que no entiendo es cómo la araña de su pecho controla su voluntad ¿no sería más lógico que estuviera en su cráneo?
La batalla final en el hielo es otra memorable escena que merece estar entre lo más ridículo del cine comercial de todos los tiempos. Todo un ejemplo de cómo no rodar jamás una escena de acción. No pueden caber más tópicos en una escena (desde el amigo negro que muere al villano que pierde al ser atacado en su único punto débil en el último momento).


En esta ocasión recuperan caras conocidas de anteriores entregas (para el que las recuerde, claro) y meten un buen montón de chicas monas mostrando curvas generosas y escotes. La Jovovich aporta bastante credibilidad a su personaje, todo hay que decirlo, la chica parece que se toma en serio su trabajo (quizás debido a que el descerebrado del director sea su marido) y hay que reconocer que está muy guapa en esos ceñidos trajes de diseño que le ponen por exigencias del guión. Michelle Rodríguez (que reaparece sin venir mucho a cuento en un doble papel) y la mencionada Sienna Guillory aportan su bonita presencia física y poco más. Por cierto, ¿Qué se sabe de los personajes sobrevivientes de la anterior entrega? Ni idea, supongo que los rescatarán en la octava parte de este pésimo videojuego disfrazado de película.

Sólo recomendable si se te ha roto la Playstation o si tus padres se acaban de comprar un home cinema y quieres invitar a tus colegas a echar unas risas con unas cervezas en la mano.

2


3 comentarios:

mario quema dijo...

Esperaba con ganas esta reseña solo por ver como ponías a parir la película (si se le puede llamar así). No he visto ninguna de las cinco partes (ni creo que lo haré), pero comparto tú opinión gracias a lo que he podido ver en el trailer.
Un saludo y feliz año nuevo

RTHB dijo...

Totalmente de acuerdo. Y mira que disfruté con la primera, pero esta última es de vergüenza ajena. Infumable.

Anónimo dijo...

mala, muy mala. Cualquier mal juego de la play es mejor

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails