SAW V


El asesino Puzzle hace tiempo que murió pero sus crímenes continúan.



Toda saga debe saber cuándo parar. Si la trama se alarga demasiado se puede caer en el más absurdo de los ridículos y en la repetición más patética. Eso es lo que le ha pasado a la saga de Saw. Cada nueva entrega no aporta nada nuevo y evidencia aún más la falta de ideas de sus autores.

Saw fue un film que nos sorprendió gratamente a los aficionados al cine de terror hace unos años. Con un presupuesto bastante escaso y copiando ideas de otros films, lograron sorprendernos y crear a un villano antológico. Yo pasé un rato entretenido viendo situaciones copiadas de otros films (El Silencio de los corderos, Seven, Cube, etc) y mucha mala leche. Hubo algunos momentos que realmente me pusieron nervioso y sentí repulsión (algo que no siento normalmente en este cine): la llave, el serrucho, etc
Visualmente no era muy original, parecía un video de Marilyn Manson y los actores eran realmente flojos pero para este tipo de cine no hace falta mucho más. Al menos me inquietó.


Entiendo que decidieran explotar a la gallina de los huevos de oro, pero todo tiene un límite. En las siguientes películas estiraron la trama hasta límites insospechados: la cinta que el villano guarda en su estómago para que la encuentren cuando le hagan la autopsia es una de mis excusas favoritas para continuar una saga. Realmente traída por los pelos.



Para esta quinta película la premisa argumental no deja de ser una estupidez tremenda que no pienso desvelar. Pero más estúpido aún es el desarrollo de la trama (por llamarla de alguna manera).Llevar las situaciones hasta el ridículo es la única virtud de este guión lamentable. Los personajes están descritos de un brochazo, otros están metidos con calzador y otros sólo están para rellenar minutos o preparar la siguiente entrega (¿qué pinta aquí la mujer de Puzzle?).



La peli no consigue entretener o sorprender, simplemente aburre. A la repetición de escenas de pruebas (que ya ni dan repulsión, ni asco, ni nada de nada) hay que añadir que la única prueba que inquieta es un plagio a Edgar Allan Poe y su péndulo de la muerte. Ni siquiera la sorpresa final está a la altura de otras entregas. De hecho, no hay sorpresa ni nada parecido: sólo hay un final chapucero rodado torpemente.



No existe tras la cámara un director ni nada parecido. Esa es otra razón para no perder el tiempo viendo esta película. Parece un telefilme malo (muy malo) con una fotografía lamentable. Hay momentos en los que no se ve nada e incluso llegas a confundir a los 2 personajes principales, algo que ya pasaba en las entregas anteriores, por cierto.



Muy mala.
2

5 comentarios:

Anónimo dijo...

de acuerdo con vos ,es una abobinacion de una saga de las que merecen la pena las 3 primeras peliculas.VAMOS RIVERRRRR

Lunah dijo...

Tienes moral, ver la quinta película de (casi) cualquier saga, es un caso de masoquismo a la altura de ser aficionado del atleti. Y mucho más si es en una saga tan en decadencia como esta. La primera fue fresca, la segunda fue ya bastante peor y la tercera... no pude ni acabarla.
El cine de terror USA está en franca decadencia, creo que hoy en día si quieres ver algo decente de este género hay que irse a Inglaterra con sus historias bien llevadas o al asiático, con su originalidad y su ritmo lento.

Luis Cifer dijo...

correcto, la originalidad suele estar reñida con los altos presupuestos (que necesitan recueperar la inversión en taquilla).

Lunah dijo...

O se puede decir de otro modo: la falta de recursos agudiza el ingenio. Saludos desde Oxford (me he traido el portatil para poder leerte, y alguna cosilla más)

Luis Cifer dijo...

Thanks

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails