STAR TREK (2009)

J. J. Abrams sigue siendo la gran promesa del cine de aventuras. Tras el tremendo éxito de las series Alias o Perdidos y reflotar la saga de Misión Imposible o el cine de monstruos con Monstruso, ahora se atreve ni más ni menos que con una de las sagas más intocables de todos los tiempos: Star Trek.

Ante tamaño desafío Abrams no parece que se haya arrugado ni lo más mínimo y nos ofrece un film que es puro espectáculo, puro entretenimiento, pero fiel a las directrices de la franquicia.
Es cierto que se suma a la moda de las precuelas, pero la edad de los intérpretes originales no aconsejaba seguir por ese camino.


Así pues, narrar los orígenes de los personajes que dieron origen al mito, usar las nuevas tecnologías y contar con actores jóvenes pueden ser bazas más que seguras. La cosa ya funcionó con Star wars o James Bond. Pero Star trek era una vaca sagrada demasiado pesada tras 10 películas. Requería de mucho respeto hacia los incontables fans (trekkies), así que J. J. Abrams se sale por la tangente y no entrega una precuela al uso, sino que abre todo un universo paralelo que no contradice a lo ya conocido por entregas anteriores.

J. J. Abrams entrega un film de aventuras modélico, casi excelente, respetuoso con la serie original y sin prejuicios a la hora de buscar al público más joven. El film es todo un torbellino, una magnífica película de aventuras, de las mejores de los últimos años, que gustará a todo tipo de públicos, aunque no se conociera la saga ni la serie de televisión.

El guión consigue aunar los elementos que hicieron mítica a la serie (las naves, Vulcano, diferencia de caracteres, el famoso saludo con la mano, la teletransportación, escudos de energía, etc), los personajes de siempre (Kirk, Spock, Uhura, Scott, Sulu, Chekov, etc) siempre desde el respeto y logrando enganchar a los neófitos. Es cierto que la trama puede resultar algo compleja a veces y tiene bastantes elementos inverosímiles (viajes a la velocidad de la luz, etc), pero la ciencia ficción de Star Trek siempre ha sido un poco más compleja de lo habitual en el cine de aventuras.
Además el guión introduce escenas de acción muy bien rodadas (el taladro), toques de humor (las vacunas) y emocionantes ataques entre naves que ya son marca de la casa.
Desde luego el mérito no es sólo del guión, la dirección y los efectos especiales, también es de unos actores jóvenes bastante correctos. No son sólo caras bonitas (algunos ni eso), ni son ninguna maravilla pero resultan lo suficientemente creíbles. En especial Zachary Quinto (el Sylar de Héroes) logra enfundarse el traje (y las orejas) de Spock de forma más que aceptable. Tampoco es que se necesite ser un gran actor, la inexpresividad y frialdad son unas de las características principales del personaje, aunque en esta entrega se muestra más humano que nunca.
Asimismo Chris Pine compone un joven James T. Kirk pendenciero y pasota pero creíble, por cierto: nunca pensé que le gustarían los Beastie Boys. En cuanto al malo de la función, Eric Bana interpreta a un romulano enfurecido en busca de venganza, no está mal pero queda algo desaprovechado.

Resumiendo, Abrams satisface sobradamente a los amantes de la saga y consigue atraer nuevo público, misión cumplida.

Tranquilos trekkies, hay Enterprise para rato.
7

3 comentarios:

marguis dijo...

Como ya he comentado en otros blogs... es que soy trekkie... y eso estira mucho... aunque pasé de incoherencias y me divertí de lo lindo. Yo también opino que el mejor ha sido Spock, pasado y presente... y que la manía de Abrams de no dar respiro (como hacía con Alias) le ha salido genial en esta Star Trek... aunque un poquito mas de space opera no hubiera venido mal: esto es mas batallas espaciales (donde Star Trek es famosa) con estrategias y duelos mentales con los malos...
Un saludo!!

Dante dijo...

Perfecta reseña, ahora es cuando tengo más ganas de ver este film. Desde hace tiempo que oigo cosas sobre el proyecto y siempre me ha introgado. Creo que la historia de "Star trek" es del tipo de guiones que se pueden actualizar y mejorar, y por lo que leo de tu entrada, se ha hecho.
En cuanto la encuentre en una buena definición me pondré a verla.
Y eso que no soy un seguidor de la serie.

Luis Cifer dijo...

A mí me pareció un film bastante divertido respetuoso con la ya conocido (aunque se sale por la tangente con un artificio) y no aburre en ningún momento ni trata al espectador de idiota (lo cual ya es mucho tal y como están las cosas hoy en día).
Gracias por los comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails