Exorcismo en Connecticut (The Haunting in Connecticut)


Una familia se traslada a una casa en Connecticut debido a los problemas de salud de uno de sus hijos. Pero no saben que su nueva casa guarda un secreto.

Si hay un género que está en clara decadencia desde hace varias décadas, ése es el género de terror. Hace años que no se innova casi nada y los que abordan dicho género suelen dedicarse al remake o la mala copia. Hay excepciones, por supuesto (Déjame entrar, Rec), pero por lo general el género ha caído en una profunda crisis creativa que no parece tener salida.

Exorcismo en Connecticut (no sé a qué viene ese título, no hay ningún exorcismo en el film) es otra peli más de casas encantadas y fantasmas que acechan a una familia. Nada que no hayamos visto ya en films como Poltergeist o Amityville. La novedad no radica en que dice basarse en hechos reales (algo que casi nunca suele ser cierto) sino en que la familia protagonista pasa por un auténtico y terrorífico drama antes de que empiece lo sobrenatural . La enfermedad parece haberse cebado en el hijo mayor y toda la familia está pasando un muy mal momento. Si encima te metes en una casa maldita llena de desagradables sorpresas… lo vas a pasar francamente mal.

Al menos no son la típica familia feliz ni los típicos jóvenes estúpidos que estás deseando que vayan cayendo uno a uno. Un punto de partida original siempre es de agradecer.

El film logra inquietar a base de sustos bastante logrados (alguna aparición) y crea una atmósfera insana durante la primera mitad del film que es muy de agradecer en este tipo de películas. La trama está bien llevada, el debutante Peter Cornwell consigue crear la tensión justa. Yo me pegué un par de sustos e incluso quise apartar la mirada en algún momento.

Luego el film va avanzando y conforme vamos averiguando el origen de los fenómenos extraños el misterio se va diluyendo y el terror desaparece. Suele pasar. Acaba cayendo en los tópicos de este tipo de pelis (la escena del cuarto baño, la fruta, los portazos, las luces, etc).

Los actores están bien, yo destacaría a Elias Koteas (Crash), Virginia Madsen (intentando dejar atrás su pasado como chica mona) y el joven Kyle Gallner en su atípico personaje de adolescente con problemas. Amanda Crew (Sex Drive) también aparece en un papel algo innecesario.

Yo la recomendaría si te gustan los sustos y pasar un mal trago aunque luego el film se desinfle bastante.

4,5


2 comentarios:

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Interesante recomendación que tomaré muy en serio.
Saludos!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Pues a mi me resultó bastante decepcionante, me pareció que recurría a efectismos fáciles para asustar. Aún así tiene alguna escena que otra bastante aceptable.
Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails