Los sustitutos (Surrogates)

En un futuro cercano, la tecnología ha desarrollado unos robots que sustituirán a los humanos en las tareas diarias.

No es mala idea la de mandar al trabajo a un robot más joven y guapo mientras tú lo controlas desde casa. Toda una parábola de hacia donde se dirige la sociedad actual. La apariencia lo es todo y cuando ésta es falsa ya no hay nada en lo que puedas confiar. Algo así ya apuntaba Philip K. Dick en sus novelas y posteriores adaptaciones de su obra como Blade runner o A scanner darkly. El problema es que en Los sustitutos no deja de ser una excusa para entregarnos una película de ciencia ficción con algún toque de acción. 
Los sustitutos no es una peli sesuda  ni nada por el estilo, pero tampoco es el típico film de acción con Bruce Willis. La cosa se queda a medio camino y no creo que acabe satisfaciendo a los fans de Willis (aunque salga apaleado y sangrando) ni a los que esperaran algo más de miga.




Yo creo que el film podría haber sido mucho más interesante si hubiera desarrollado más la crítica al culto al cuerpo y al deseo de permanecer joven y bello eternamente. Idea curiosa viniendo de un Hollywood cada vez más hedonista. Por momentos casi me recordó a esas pelis de ciencia ficción que se hacían en los años 70, tipo Cuando el futuro nos alcance o El último hombre vivo. Pelis pesimistas respecto al futuro de la raza humana pero no por ello menos interesantes.

Los sustitutos no está a ese nivel, el guión apunta muy buenas ideas pero no las elabora suficientemente, se pierde en efectos especiales y alguna escena de acción metida con calzador en detrimento del desarrollo de la trama. Supongo que esta historia en manos de Christopher Nolan o David Fincher hubiera sido un thriller futurista más que interesante. Imagínate una trama así en manos de pirados como Terry Gilliam (quien ya hizo una feroz crítica de la cirugía plástica en Brazil) o David Cronenberg.


Jonathan Mostow (Terminator 3, U-571) no es un gran director, para qué nos vamos a engañar, él solito se cargó la saga de Terminator. Se le dan mejor las escenas de acción que el desarrollo de personajes. Visualmente tampoco aporta nada nuevo, muchos diseños recuerdan peligrosamente a los de Yo, robot.

¿Y qué tal Bruce Willis? Pues sigue con su cara y sus muecas de siempre. Aquí hace del típico poli que arrastra un trauma y no se lleva muy bien con su mujer (la real). Lo de siempre pero con perilla. Su sustituto es más joven que él y tiene más pelo pero es incluso más inexpresivo. Al final va a resultar que Willis va a ser un actor ideal para hacer de robot, como Schwarzenegger. Por su parte las guapas Radha Mitchell (The code, Silent Hill, Melinda y Melinda) y Rosamund Pike no están mal como meros maniquíes.


A mí la peli me entretuvo lo justo. Pues eso, un film que podría haber sido algo importante y se ha quedado en un film para pasar el rato.


5

4 comentarios:

joselop44 dijo...

Estoy de acuerdo en que se le podría haber sacado muchísimo más jugo, pero tambien es cierto que he hablado con gente que no conoce al autor ni la obra y han salido muy satisfecho, pues se eperaban mucho menos.
Saludos
No obstante del 6 no pasa para mi gusto.

Alfredo dijo...

Coincidimos plenamente, pero ¿no opina que el director quiere criticar que nos encondemos en la red detrás de un avatar, y que la gente se esconde detrás de un nick?

Lucas Baini dijo...

En Argenitna se estrena dentro de dos semanas recien. Voy a tener en cuenta tu crítica Luis.
Me gusta como escribir. un saludo

Genesis Musical dijo...

Buena critica, muy buen blog!

Te invito a que conozcas el mio de descargas de musica: http://alotofwayer.blogspot.com/

si te gusta intercambiamos links.

Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails