El caballero oscuro (The dark knight)


Sólo Batman, el teniente Jim Gordon y el fiscal del distrito Harvey Dent parecen estar dispuestos a acabar con la corrupción y el caos que reinan en la ciudad de Gotham.
La primera parte de la nueva reinterpretación de las aventuras de Batman (Batman begins) no me gustó demasiado. Las escenas de acción eran caóticas, demasiado rápidas y el montaje desordenado (con continuos saltos en el tiempo hacia delante y hacia atrás) no me acabó de convencer. De Chris Nolan (autor de grandes films como Memento o Insomnio) me esperaba mucho más.
En esta segunda entrega, Nolan demuestra de lo que es capaz. Los orígenes del personaje ya quedaron explicados en la primera entrega y puede desarrollar libremente el complejo y caótico mundo del hombre murciélago.
En todo este caos emergerá la figura del Joker, auténtico protagonista del film. Heath Ledger realiza una interpretación memorable. Muy superior a la que realizó hace casi 20 años Jack Nicholson, aquel Joker era sólo un bufón molesto al que le sobraban 20 años y 30 kilos.
El Joker de Ledger es un psicópata extremadamente peligroso. Me parece que es el mejor Joker de la historia, lleno de tics, gestos y risitas pero también capaz de aterrar con una mirada. Un villano como Dios manda que saca de sus casillas al resto de los personajes y les obliga a emplearse a fondo para sobrevivir. Sus frases y razonamientos son tan nihilistas como los de el Tyler Durden de El club de la lucha, así como su proximidad física es tan peligrosa como la de Hannibal Lecter. Excelente.
El guión (del propio Chistopher Nolan y su hermano Jonathan) está bastante más elaborado de lo que suele ser habitual en las películas de superhéroes o cualquier thriller sobre psicópatas. Te mantiene en tensión durante las dos horas y media y no aburre nunca. Te va sorprendiendo cada vez más con los constantes giros de tuerca a los personajes. Personajes que son mucho más complejos que en cualquier otra película de acción. Aparte del Joker, me gustó mucho el desarrollo de personajes como Harvey Dent o Jim Gordon.

Nolan le ha impuesto a la peli un ritmo vertiginoso que no decae en ningún momento. Las persecuciones y escenas de acción están muy bien (se entiende todo) y los momentos de calma también están muy logrados (hay algún susto genial). Nolan dirige con maestría una historia que podría haber caído fácilmente en el ridículo más absoluto (los superhéroes son siempre poco creíbles) pero que en sus manos se convierte en un psico-thriller de acción muy competente.
La música de Hans Zimmer y James Newton Howard acompaña perfectamente a la acción. El uso del silencio y los zumbidos le confiere un peculiar modo de enfatizar los momentos de tensión.

En cuanto a los actores: Christian Bale sale algo perjudicado al ceder su personaje protagonismo frente al Joker pero su crisis interna está bien llevada. Ya he dicho que Heath Ledger está genial. Michael Caine y Morgan Freeman están correctos, sus personajes no les suponen ninguna dificultad. Gary Oldman demuestra que es capaz de hacer buenas interpretaciones cuando tiene buenos papeles. Su interpretación es bastante contenida, muy alejada de sus habituales personajes histéricos y gesticulantes. Aaron Eckhart (Gracias por fumar, La Dalia negra) sigue demostrando que es un buen actor a tener en cuenta. Maggie Gyllenhaal cumple bien con su papel aunque no consigo verle la belleza por ningún sitio.

No creo que sea la mejor película de la historia como dicen algunos (ni mucho menos) pero es un film muy notable.

8

P.d. Lo de recomendar la versión original (sin doblar) ya sé que sobra, pero no puedo evitarlo.

-->

1 comentario:

Al Capone dijo...

Absolutamente, ja, ji, ju.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails