AGORA


En la Alejandría de finales del siglo IV después de Cristo conviven varias religiones en un crisol a punto de estallar.


Hay que agradecerle al amigo Amenábar que siempre se complique la vida intentando cambiar de género y contando historias que se salen de lo habitual dentro del cine español. Sólo por eso Amenábar ya se ha ganado mi respeto hace años. Que luego vienen muchos directores consagrados tipo Vicente Aranda o Bigas Luna (son los dos primeros nombres que me vienen a la cabeza) y te hacen la misma película que nos llevan contando hace 30 años pero con más desnudos innecesarios.

Amenábar no sólo es valiente sino que se mete en unas producciones realmente complejas con cientos de escenarios, vestuario complejo, escenas por ordenador y extras por un tubo. A la complejidad técnica tenemos que sumar una incluso mayor, encontrar una historia que valga la pena. Y la historia de Hipatia de Alejandría vale la pena.


Entiendo que Amenábar y su colaborador habitual Mateo Gil se hayan tomado ciertas licencias y anacronismos lógicos dentro del guión (que no voy a desvelar) Ocurre en todas las pelis históricas y no creo que sea un gran fallo que estropee el film. Lo que sería un fallo sería gastarse 50 millones de euros en una mala película, pero tampoco es el caso.
Ágora es más que brillante técnica y artísticamente hablando, llegando por momentos a fascinar. Pero Amenábar no se ha dejado llevar por los grandes presupuestos ni las escenas grandilocuentes y sabe llevar la historia con miradas y con gestos (bueno… y con alguna pedrada).
Con unas interpretaciones bastante ajustadas, Amenábar sabe sacarle todo el partido a la historia e incluso se atreve a sacarle una reflexión que resulta muy actual incluso hoy en día: los fanatismos no generan nada bueno.
Amenábar desconcierta al espectador con unos planos que van bajando desde el espacio hasta Alejandría y viceversa, dando a entender que los problemas que allí se vivieron son universales y que este planeta sólo es un puntito en el universo, no el centro del mismo.


La historia de Hipatia podría ser la de otros muchos que han luchado por la razón frente al fanatismo religioso o de cualquier tipo. Muchos alegaran que esta película va en contra de las religiones o especialmente en contra del cristianismo, yo creo que va en contra de la incultura y la cerrazón, vengan de donde vengan.


Es cierto que el desarrollo del film no es perfecto, hay ideas que no se desarrollan suficientemente, sólo se apuntan, como por que Hipatia no es ni quiere ser cristiana. Tiene alguna leve bajada de ritmo y algunos pasajes se pueden hacer innecesarios o demasiado largos. A veces las disertaciones sobre astronomía se nos pueden antojar ridículas frente a los problemas que aquejaban a Alejandría o puede que algunos personajes queden algo desdibujados.

Pero es innegable el saber hacer de Amenábar como director, la escena final es simplemente sobrecogedora (he llorado, lo admito, lapidadme si queréis). Igualmente la escena del pie es tan sutil y hermosa que es digna de un gran director. Un director que sabe construir personajes sin perderse en espectáculos vacíos, los moldea y los hace evolucionar obligando al espectador a posicionarse a favor o en contra. Pero siempre con matices, nada es totalmente negro o blanco. La evolución del personaje del esclavo Davo me pareció especialmente bien llevada.

Quizás el mayor problema del film sea una Rachel Weisz demasiado inexpresiva (o algo fría a veces) que no trasmite en ciertos momentos toda la pasión que debiera. Yo me quedo con Ashraf Barhom (Paradise now, La sombra del reino) y Max Minghella que bordan unos personajes llenos de contradicciones.


7,5

5 comentarios:

Santi dijo...

No creo que los problemas de Hipatia con la astronomía fuesen superficiales ni banales en comparación con los que sufría Alejandría, creo que dichos problemas mostraban la amplia vision de la que gozaba Hipatia de los asuntos que eran asuntos más trascendentales que los que sucedían en la Tierra, que como nos intenta evidenciar Amenábar con sus planos cenitales desde altas distáncias no son más que nimiedades de seres insignifcantes como los seres humanos, preocupados por detalles sin importancia y guerras absurdas en pos de dioses que no existen.

Sin duda el personaje de Davo es uno de los más interesantes de la cinta, y quizá la mejor interpretación, como dices, es de Ashraf Barhom, que ya en "La Sombra del Reino" se lució.

¡Un saludo!

Lunah dijo...

Tenía un montón de ganas de leer tu comentario sobre esta película. A mi Amenabar es la única razón por la que no reniego totalmente del cine español. Creo que es increíblemente detallista y hace que te traslades fácilmente al sitio donde ambienta la película (por ejemplo, cuando alguien me pregunta cómo es Galicia, yo le digo que vea Mar Adentro, que es la mejor representación de la Galicia rural que he visto nunca)
Volviendo a esta película. Empezando porque me ha encantado, salí del cine con un poquito de mal sabor de boca, porque por un par de detallitos creo que no ha conseguido hacer una Obra Maestra. Al igual que tu, pienso que a Rachel Weisz (y mira que me encanta esta mujer), se le queda un poco grande el papel, no consigue llenar la pantalla como hicieron Kidman en "Los Otros" o Bardem en "Mar adentro". Creo que tenía un papel de Oscar en las manos y le faltó un poco de "fuerza".
El otro fallo a mi modo de ver es a la escena de la liberación de Davo le falta "mala leche", queda artificial de esa manera.
Pero vamos, de todas formas es una grandísima película y demuestra que Amenabar llegará a ser uno de los mejores directores de la Historia del cine. Con él pienso como con Eastwood, que es muy fácil hacer una buena película. Solo necesitas, un buen guión, unos buenos actores y un buen director.

Luis Cifer dijo...

Lunah, echaba de menos tus comentarios. Lo siento pero he tardado bastante en ver esta peli, no me ha sido posible verla antes.

La verdad es que todo el mundo que la había visto me decía que era un rollo pero a mí me gustó y emocionó.

Carolina Pardo Delgado dijo...

No he tenido la oportunidad de ver este film. Todavía no llega a mi pais, dado que aqui lo bueno demora en llegar a las carteleras. Sobre todo en mi ciudad que es costera en Colombia. No he podido bajarla tampoco de la red. De igual forma debido a que es una pelicula historica, asumo que será mejor esperar para verla en pantalla grande.

Gracias por se mi seguidor. Ya soy una de tus seguidoras tambien. Abrazos desde Colombia, nos seguimos leyendo!!!

gendonerv dijo...

Me gusto mucho el desarrollo de la historia y especialmente sus majestuosos paisajes. Todavia tengo la duda si la escenografia fue realizada por medio digital o maquetas; agradezco la respuesta.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails