La cinta blanca (Des weisse Band)



Dentro de una pequeña villa protestante alemana a principios del siglo XX se suceden unos extraños acontecimientos cuya transcendencia será mucho mayor de lo que se podría imaginar.




Ya he dicho alguna vez que
Michael Haneke (Funny games, Cache) no me gusta, me parece un tipo pretencioso y aburrido como pocos. Es cierto que tiene siempre unas ganas locas por provocar y tocar la fibra del espectador, pero a mí suele aburrirme soberanamente. Eso mismo me ha pasado con La cinta blanca, he necesitado mucha fuerza de voluntad para verla entera sin dormirme, así que avisados estáis.


Pero…una vez vista La cinta blanca no paro de darle vueltas a lo que he visto, buena señal. Si Haneke intenta hacernos reflexionar sobre lo que hemos visto, el tipo lo ha logrado. Apoyado por una estupenda fotografía en blanco y negro Haneke ha realizado una meticulosa disección de la sociedad alemana de principios del siglo XX. Enclaustrados por una estricta moral y unas rígidas costumbres viven unos personajes aparentemente normales. Bajo una aparente tranquilidad corre un creciente río de odio.


Al igual que los hermanos Coen con Un tipo serio, Haneke parece que no nos cuenta nada en su película, ocurren cosas pero es el espectador quien debe unir todas las piezas del puzzle que el director ha ido diseminando. Dentro de una anodina cotidianeidad van pasando cosas que no captan especialmente la atención del espectador (no hay invasiones marcianas ni robots gigantes, ni grandes misterios, ni siquiera hay efectos especiales en 3D) pero que van dejando un poso perverso en el ambiente.

Haneke opta por un ritmo pausado (casi solemne, ceremonioso), quizás demasiado lento para muchos (yo mismo), usa una tediosa voz en off y prescinde de música, por lo que el film se hace un tanto duro. El ambiente opresivo y las desigualdades sociales provocan una terrible sensación de agobio en el espectador. Un agobio no cesa cuando la película termina, sino que continua mientras seguimos dándole vueltas en nuestra cabeza a todo lo que acabamos de ver. Nada mas verla he ido uniendo acciones, gestos, miradas y frases del film, montando una teoría de lo que acababa de ver y de lo que no me han mostrado. Supongo que cada espectador sacará sus propias conclusiones sobre la educación y su importancia para el futuro de un país. Verdadero mensaje de la peli, a mi entender.


Haneke (como siempre) no da respuestas ni propone soluciones a los problemas que plantea, sólo los expone de forma más o menos sutil. Tampoco presenta a los personajes de forma atractiva, todos son mezquinos, cobardes o crueles. No hay héroes ni empatía posible con ninguno de ellos. Es por ello que su cine es tan perturbador y no suele agradar, no hay una moraleja clara ni el bien triunfa artificiosamente sobre el mal. El hombre es su peor enemigo. La función del cine de Haneke no es divertir ni entretener sino lanzarnos las miserias de la sociedad a la cara.

Ni que decir tiene que todo el reparto está impresionante, con esos padres brutales y esos niños que consiguen inquietarte desde el principio. Haneke es experto en retratar a personajes repulsivos. En cuanto a escenas, hay muchas muy bien rodadas y fotografiadas, pero yo destaco la dura escena entre el doctor y el ama de llaves, de las más terribles que he visto en años. Un diálogo atroz que sólo Haneke se atrevería a rodar. También me dejó impresionado el plano final en el que todo el pueblo se reúne en la iglesia mientras el espectador les observa, juzgándolos desde el púlpito justo antes de un fundido en negro desolador.


Por una vez, Haneke me ha convencido con su terrible discurso.


7,5

3 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Pues qué le voy yo a contar a usted de Haneke que no sepa ya de mi.
Para mi este film es un 10/10 y junto a La pianista, lo mejor del director.
En cuanto a "aburrir", a mi tan sólo ha llegado a hacerlo en momentos determinados en films como El castillo o El tiemp del lobo. aquí, como bien dices, el ritmo es pausado pero maravilloso.
Un saludo

Angel "Verbal" Kint dijo...

Durísima cinta sin duda...y como tu bien dices, a haneke no le interesa dar respuestas sino sembrarnos dudas y hacernos pensar...algo que no está mal no?

Dude dijo...

No puedo estar mas deacuerdo.

Haneke es genial!!!

Salu2

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails