Naves misteriosas (Silent running,1972)

Yo vi esta película con unos 10 años y me fascinó casi tanto como El fantasma del paraíso. Lo que más me impresionó de Naves misteriosas era la terrible sensación de soledad que desprendía, la idea de vagar por el inmenso espacio exterior en soledad me pareció muy perturbadora.


En la década de los 50 la ciencia ficción estuvo dominada por los doctores locos y los marcianos con malas pulgas. Era normalmente una serie B entretenida que sólo pretendía ser un buen divertimento para la población más joven y, de paso, criticar al régimen comunista del otro lado del telón de acero. Nos llegaron un buen puñado de grandes películas como La invasión de los ultracuerpos, Ultimatum a la tierra o La cosa de otro mundo (por citar sólo tres).

Pero la cosa cambió en los años 60 y 70, el cine de ciencia ficción se hizo más maduro y pesimista, supongo que el mundo también maduró mucho en esas agitadas décadas. Películas como El planeta de los simios, El último hombre vivo, Soylent green, 2001 o Naves misteriosas podrían ser un ejemplo de esta ciencia ficción pesimista. Sólo al final de los años 70 George Lucas volvió a poner de moda una ciencia ficción destinada únicamente al entretenimiento.

Naves misteriosas es un curioso film dirigido por el experto en efectos especiales Douglas Trumbull (2001, Blade runner). La trama no puede ser más paradójica, la vida en la tierra se ha hecho casi insoportable: No hay problemas de hambre ni de desempleo, pero la temperatura es uniforme en todo el planeta (36º) y ya no quedan bosques. Se ha sacrificado la naturaleza a favor del desarrollo. Los humanos se alimentan de comida sintética y se han diseminado en colonias por el espacio. Por el espacio viajan unas enormes cúpulas en las que están encerrados los últimos bosques. Al cargo de este último vestigio de vida vegetal está un científico ecologista y tres compañeros más. Cuando llegan órdenes de destruir las cúpulas con la vida vegetal se desencadenará una profunda crisis interna en nuestro protagonista.
El viaje espacial se nos presenta como un viaje sin futuro, una huida hacia delante que no puede acabar bien. El protagonista se verá acompañado en su aventura por tres robots (bastante cochambrosos) a los que irá dotando de personalidad y habilidades a base de modificar su programación. Pero está solo. Nadie comparte su sueño de salvar la vida vegetal ni nadie comprenderá su aventura. Está solo, completamente solo en el vacío del espacio exterior a cargo de una misión sin sentido. La infinita soledad del espacio nunca me ha parecido tan fría ni desoladora.

La he vuelto a ver recientemente y no me ha impresionado tanto, hay que reconocerlo, pero aún es una película interesante. Naves misteriosas es un film de desarrollo lento, pausado podríamos decir. Que puede irritar a los espectadores más jóvenes acostumbrados a montajes acelerados tipo Michael basura Bay. Pero es un film muy interesante y recomendable totalmente. Un film con múltiples lecturas que no ha envejecido tan mal como podría esperarse, ya tiene casi 40 años y sus efectos especiales no chirrían demasiado, no olvidemos que Trumbull era todo un genio en ello. Pero tampoco su mensaje ecologista ha dejado de tener validez.
Dicho mensaje ecologista me ha parecido quizás demasiado obvio debido a las canciones de Joan Baez (a veces un tanto forzadas). Lo que más me ha gustado ahora ha sido el inestable personaje de Bruce Dern. Dicho personaje parece algo desequilibrado desde el principio y tiene tendencia a encolerizarse cuando alguien le lleva la contraria. Es un inadaptado entre sus compañeros, se siente mucho más a gusto en la naturaleza que entre humanos, incluso en algunas escenas parece un monje franciscano con hábito y todo. Es un ecologista en un deshumanizado universo que ha erradicado todo lo natural. Un loco en un futuro no muy lejano.


Recemos para que nunca hagan un remake.

8


10 comentarios:

Cinemagnific dijo...

Peli que no he visto y que queda apuntada. El tema me atrae, así que a buscarla ahora.

Flores dijo...

Buscaré la peicula, me atrae la cienca ficción, con que poco se hacian antes este tipo de peliculas y lo que han cambido desde que se ha metido por medio el ordenador...
Saludos

Luis Cifer dijo...

Desde luego, no es lo mismo ver una película con 10 años que verla con 35. El tiempo pasa para todos, la película se ha quedado algo arcaica en cuanto a efectos pero su mensaje sigue siendo impactante. Aunque nuestra mente ya no es tan impresionable, no olvidemos que la película debe verse con la perspectiva de 1972.

Möbius el Crononauta dijo...

Aun no la he visto, un amigo la vi (y ciertamente no es un palomitero fan de Bay) y dijo que era horrible jajaja pero aun así la tengo en espera tantos años que habrá que darle una oportunidad.

Saludos

Anónimo dijo...

una de las peliculas imprescindibles para todo aquel que ame el género.A mi personalmente me encanto,si este mismo guión lo hace Bay con efectos digitales y algo mas de violencia seguro que mas de 4 a los que no les ha gustado les encantaría, pero yo me quedo con esta y me uno a rezar en que nunca hagan un remake.

Anónimo dijo...

Quizá el momento en que vivimos, menos idealista, más prosaico hace perder a algunos la posibilidad de disfrutar de un poema visual como es esta película. Esa extraña sensación de vagar en soledad, de no saberse uno, pero teniendo claro que la misión de salvar la Vida del planeta, el legado de miles y miles de años, está por encima de la individualidad del científico solitario... Magnífica, requiere su tempo y cierta predisposición de ánimo

No tengo fe en la raza humana dijo...

Yo soy cincuentón, la he visto por primera vez y me ha impactado el mensaje del científico anarcoecologista que prima el mal menor, asesinato "justificado" de seres humanos, necesario para evitar el mal mayor de la pérdida de la única y última flora existente a conservar para evitar su extinción. Totalmente actual en los tiempos que corren y se avecinan, si tenemos en cuenta que a los humanos que se carga, les importa un bledo el presente y futuro del medio ambiente y lo que les quedará a las generaciones venideras. ¿Le suena a alguien el tema?

Luis Cifer dijo...

no puede dejar de estar más de actualidad, ya hace 40 años que estos temas estaban vigentes. Lamentablemente, no parece que estemos aprendiendo.

Anónimo dijo...

Yo vi la película hace mucho, 35 años, cuando solo existían 2 canales en televisión y no emitían a todas horas.
Recuerdo que me fascinó (a los ojos de un niño)la idea de estar solo y perdido en el universo.
Siempre la tuve en la memoria desde el día que la vi y no fue hasta hace unos días que me planteé buscar el título.

Montañes dijo...

Yo la vi también de niño (8 ó 9) años y me fascinó, pero pasaron los años y me quedo solo el recuerdo de una película, y ni tan siquiera sabía el título. Viendo la serie "A 2 metros bajo tierra" en un pasaje hacían referencia a esta película y ahí descubrí el título, y la pude volver a ver. No es lo mismo, pero consigues recordar aquellas sensaciones cuando la viste por primera vez, acostumbrado a ver casi todo en blanco y negro, solo ver aquellos planos en color te dejaban ojiplatico, la música envolviendo (la magia del cine, con 9años de los de entonces) viendo ciencia ficción tan bien hecha... Pura nostalgia

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails