Resacón en las Vegas (The hangover)


Cuatro amigos viajan a Las Vegas para celebrar la despedida de soltero de uno de ellos. Pero a la mañana siguiente ninguno recuerda nada de lo sucedido y el novio no aparece por ningún sitio.


Pues debe ser por el verano, las vacaciones o lo que sea que me he decidido a ver un par de pelis de estas que se suponen que son comedias sin ninguna pretensión y que te garantizan pasar un buen rato sin más.

Decidí empezar mi periplo por las comedias veraniegas con Resacón en las Vegas. Su director Todd Phillips no es ningún genio pero su Viaje de pirados me hizo reír un par de veces en su día cuando la vi, del resto de su filmografía no he visto nada, no me llama la atención.

Al lío, Resacón en las Vegas es una comedia (palabra muy desprestigiada hoy en día: a cuatro chistes soeces y cuatro señoras ligeras de ropa se le llama comedia) sin mayor pretensión que hacerte pasar un buen rato.

El guión no es muy original, la verdad, es la evolución de las comedias de adolescentes en busca de sexo pero con protagonistas treintañeros. Tiene algún golpe divertido (casi siempre a costa del mismo personaje) y en general se ve sin problemas y no aburre (que es de lo que se trata en una comedia). Por supuesto, está el típico coche prestado al que le va a pasar de todo. El guión está lleno de incongruencias pero este tipo de pelis no son para pensar ni para buscarles el sentido. Son para dejarte llevar un ratillo y olvidarte del calor.

Los personajes son los típicos de toda comedia de juergas y drogas americana: el pardillo, el listo, el pirao y el normal. Por supuesto habrá chicas monas (una desaprovechada Heather Graham), situaciones embarazosas y malentendidos con personajes peligrosos (Mike Tyson incluido).

Por otro lado parece que el film es un publirreportaje de Las Vegas, panacea del sueño americano. Todo es posible en Las Vegas y lo que pasa allí se queda allí. Pues muy bien. Como si no se lo pudiera pasar uno bien en cualquier otro sitio.

Como los personajes no se acuerdan de lo acontecido en la noche de autos y el espectador no lo ha visto, todos asistimos con cierto asombro a las pistas y revelaciones que se van sucediendo a lo largo del film sobre qué demonios pasó la noche en cuestión. Lo de no mostrar la acción principal no es nuevo, ya lo hizo Kubrick en Atraco perfecto o el mismo Tarantino en Reservoir dogs, pero sigue siendo un recurso que funciona.

En cuanto a los actores, pues Ed Helms (el pardillo), Zach Galifianakis (el pirao) y Bradley Cooper (el listo) me parecieron que pueden dar cierto juego en este tipo de pelis, no es que sean grandes actores pero los dos primeros tienen la cara de chiste ideal para estas comedias y el otro es guapete.

Por cierto, los títulos de crédito finales son lo más alocado y divertido del film. Una buena manera de acabar un film sin ninguna pretensión.

5

4 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Supongo que la veremos con los amigos cuando salga en DVD, ya estoy un poco cansado de gastar dinero en el cine para este tipo de pelis. La crisis... el horror, el horror.
Con viaje de pirados pasé un buen rato y eso es suficiente para una tarde de lluvia.
Saludos

Nanu dijo...

Esta buena, yo iba a escribir sobre esta pelicula pero me quede con El Secreto de sus Ojos, te la recomiendo, ademas no me dieron ganas de escribir sobre la pelicula, porque como dice en el blog, me da resaca

Luis Cifer dijo...

Me dispongo a visionar en breve El secreto de sus ojos que en tu blog la pones muy bien. De Darin y Campanella no puedo esperar nada malo. Gracias por la recomendación.

Dante dijo...

Ésta me la apunto, a ver qué tal está. Es de esas pelis que, como dices, es para verla para pasar el rato y divertirte, sin más complicaciones. Si tiene puntos donde reírte el objetivo ya estará más que cumplido.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails