AÑO UNO


Zed (Jack Black) y Oh (Michael Cera) son expulsados de su poblado por comer la fruta prohibida. Alí descubrirán un mundo nuevo.


Ya no es suficiente, no basta con que Jack Black (Tropic thunder, Rebobine por favor) siga interpretando su papel de golfillo graciosete. Tampoco nos conformamos con un Michael Cera (Juno) que con sólo tres películas ya se ha encasillado en el papel de pardillo (aunque con esa cara a pocos papeles más puede optar). A mí los dos me caen muy bien, pero deben elegir mejor sus papeles. Año uno es una comedia fallida y mira que con estos dos tipos es fácil partirte la caja.

Harold Ramis fue director de alguna comedia bastante interesante (Atrapado en el tiempo) y alguna estupidez (Una terapia peligrosa), amén de haber salido en Cazafantasmas y preparar la tercera parte de dicha saga (horror me da sólo el pensarlo). Sea como fuere, Ramis parece haber perdido el toque (hace mucho tiempo) y se muestra en Año uno como un escritor y director bastante limitado, incapaz de sacar partido a los actores.

El problema es que el guión de Ramis es bastante pobre, abusa de situaciones mil veces vistas y se muestra incapaz de hacernos reír. Sólo cuando se pone soez consigue arrancarnos alguna carcajada, normalmente no pasa de la mera sonrisa. No sé si se ha rebajado el tono de algunas escenas para ampliar el público potencial o la cosa no daba para más, pero la peli naufraga entre gags inconexos y chistes fáciles. Ni el buen hacer de los actores antes citados hace levantar a este despropósito. La situaciones pretenden ser divertidas paro están muy vistas, el típico chiste sobre homosexuales o genitales ya cansa. Supongo que a los adolescentes les hará gracia, pero aún así no creo que pueda competir con otras comedias recientes.


También juega en contra de la peli que el tema bíblico ha sido parodiado con mucha mejor fortuna otras veces. Recurrir siempre a Caín y Abel o Sodoma y Gomorra está ya muy trillado, hombre.

En cuanto a los actores, Jack Black se supone que es la estrella de la función pero esta vez sus muecas y gestos sobreactuados no consiguen el efecto deseado. Sigue haciendo su papel de siempre pero ya cansa y si encima la historia no está a la altura…

También aparecen en escena Christopher Mintz-Plasse (el inolvidable McLovin de Supersalidos) y Olivia Wilde (la 13 de House) aunque están bastante desaprovechados. Tambien aparece en escena Kyle Gass, compañero de Jack Black en el grupo Tenacious D. Oliver Platt (El desafío, Frost contra Nixon) tiene el papel más jugoso como un sumo sacerdote bastante curioso.

Decepcionante.
4

8 comentarios:

joselop44 dijo...

Como imaginaba. Suelen tener un humor rampló y fácil. Muy de ellos.
Saludos

Azirafel dijo...

Hombre, estando de acuerdo con lo expresado sobre la película, sin embargo quiero romper una pequeña lanza a favor de Harold Ramis.

Sin ir más lejos su anterior película fue "La cosecha de hielo", una comedia más que recomendable. Aquí ha dado a la luz una película sin nada que rascar, pero con un guión realizado entre tres personas y seguramente con muchas presiones externas.

En fin, que es una pena y un tropezón fino para la factoría Appatow, eso es indudable, pero me parece que cargar las culpas en Ramis es injusto.

Rick dijo...

Hola, he estado echándole un vistazo a tu blog y me ha gustado bastante así que quería proponerte un intercambio de enlaces. Yo también tengo un blog de cine, llamado Hotel Overlook. Lo puedes ver entrando en mi perfil. Si te parece bien la propuesta coméntamelo en el blog.

Un saludo.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Yo es que ya estoy un poco cansado de este humor chorra y fácil. Creo que hay pelis bastante más interesantes en las que emplear el tiempo.
Saludos

Alf dijo...

Qué valor el suyo por ir a ver este truño, que huele a eso a la legua

Alf dijo...

Le admiro profundamente, y si quiere le envio por correo certificado y con acuse de recibo la mitad de mi única neurona

Mr. Lombreeze dijo...

Enhorabuena por conseguir ver esta porquería entera. Yo tuve que abandonar a los 15 minutos. Horripilante. Malísima.

Luis Cifer dijo...

Ya, pero Jack Black suele ser un valor seguro que pocas veces me ha defraudado. Esta vez no ha sido así.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails