Chloe



Chloe no deja de ser un thriler erótico más, como hemos visto otros muchos, no es nada del otro mundo ni despierta mayor interés aparte de sus actores ( o, mejor dicho, actrices).

El director canadiense de origen armenio Atom Egoyan ha vivido mejores momentos. Suyas son joyas como Exótica o El dulce porvenir, pero lleva un tiempo que parece que no levanta cabeza, no encuentra el proyecto adecuado que le devuelva al olimpo de los directores. La historia de Chloe no es muy original (es un remake del film francés Nathalie X) y el buen saber hacer de Egoyan tras las cámaras tampoco es suficiente para dar vida a un guión demasiado evidente.

Egoyan elabora un film sobre el paso del tiempo dentro de una pareja, cómo la costumbre y las mentiras se van instalando en el seno familiar. Los hijos ya son adultos y la mujer que interpreta Julianne Moore se siente desplazada y mayor. Sospecha que su marido le es infiel y decide salir de dudas de una forma un tanto peculiar. No es un mal inicio pero el guión comete el error de ser demasiado obvio, pronto adivinamos los pasos que van a ir dando cada uno de los personajes y en el desarrollo de la trama no hay casi sorpresas. Al menos, logra entretener lo justo, tiene alguna buena escena, el ritmo es adecuado y no aburre nunca aunque intuyamos lo que a pasar. Algo es algo.

Tampoco se puede decir que sea un digno thriller erótico, le falta tensión sexual a pesar de los esfuerzos de las actrices. No basta con vestir tacones o llevar o no llevar ropa interior. El erotismo es otra cosa, es algo indefinible y subjetivo que en este caso yo apenas he visto. Este género tuvo su época dorada en los años 80 y 90 (Atracción fatal, Instintio básico, Acoso) pero que ahora parece estar definitivamente muerto. En Chloe hay poca pasión y alguna escena de sexo bastante light, nada que pase a los anales del género, una pena.
A mí me recordó a Eyes wide shut, con la que Chloe guarda más de una paralelismo. En ambos films una pareja puede venirse abajo por algo tan simple como una sospecha o una fantasía. Elementos tan etéreos pero tan contundentes que pueden derrumbar una convivencia de bastantes años. En la búsqueda de la anhelada certeza o la venganza de un hecho no comprobado, uno de los cónyuges inicia un peligroso viaje sin retorno. A mí me gustan estos films que tratan de bucear en lo más oscuro de las relaciones de pareja. Lo típico de chico encuentra chica no me motiva.
Por cierto, me irritó que el film se sume a esta nefasta tendencia de que los protagonistas sean millonarios, esta historia hubiera funcionado perfectamente en una familia de clase media, pero la familia del film vive en una casa de diseño y conduce coches de lujo, algo que no aporta nada al film y hace que nos distanciemos algo de los personajes. Al menos, en mi caso.

Una vez más, lo que salva a esta película es Julianne Moore (A ciegas, Un hombre soltero), ella solita es capaz de hacernos creíble su personaje y todas las dudas que le rodean. Cuando hablamos de Jennifer’s body ya comentamos que Amanda Seyfried podría hacerle sombra a Megan Fox en cuanto a belleza (en calidad interpretativa creo que le lleva bastante ventaja) y en Chloe lo demuestra sobradamente. El que no demuestra nada es un Liam Neeson que parece ya totalmente irrecuperable tras tanto Equipo A y tanta Furia de titanes.

Sólo por el recital de Julianne Moore y la perturbadora belleza de Amanda Seyfried le voy a dar un
5,5

4 comentarios:

Cinemagnific dijo...

Adoro al Egoyam de su primera época, pero sí que es cierto que últimamente está regulero.

PD: Viva Julianne.

Möbius el Crononauta dijo...

Qué bien está siemrpe Julianne Moore. Cuando la echen por la tele a ver si la veo.

Saludos

Emilio Luna dijo...

Llama la atención el trailer y su autor, Atom Egoyan, que se mueve por otras lides. Viendo el revuelo de los desnudos de Seyfried y Moore habrá que echarle un vistazo. Un saludo Luís.

Ps: pásate por mi blog algún día, si tienes tiempo. Un saludo.

Emilio Luna
El Antepenúltimo Mohicano.

Susan Lenox dijo...

Estoy de acuerdo en todo Luis, menos en que pueda parecerse a la obra póstuma de Stanley Kubrick, la pelirroja Julianne Moore cómo siempre impecable, me gusto más en un hombre soltero al lado de Colin Firth , magnifico actor
también, la belleza de Seyfried no me llega por ningun lado, tiene unos ojos tan saltones, para nada, claro que yo todo lo paso por el filtro de la Divina Garbo, pero se puede ver...........

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails