Intacto



¿Qué o quién decide quienes van a sobrevivir ante una gran tragedia? ¿Tenemos realmente todos las mismas probabilidades de sobrevivir a un accidente o hay factores que escapan a nuestro control? ¿Existe realmente la suerte?

Me encantan las películas sobre juegos de azar y todo lo que tenga que ver con la suerte.  La suerte, en mi opinión, realmente no existe. Sí existen la casualidad y la causalidad. Me explico con un ejemplo, no te toca la lotería debido a que tienes un algo divino que los demás no poseen, te toca debido a que juegas y a que a alguien tenía de tocarle. Todos los números entran en el bombo y todos tienen las mismas probabilidades de salir. Luego, a posteriori, podemos interpretar que una determinada serie de acontecimientos puede haber sido debida a una intervención divina o eso llamado simplemente suerte.  En todo juego (como en la vida) la suerte ( o eso que no existe pero a lo que llamamos suerte) es un elemento indispensable y lo que muchas veces decanta la balanza hacia un lado u otro.

Ya he dicho que no creo que exista la suerte (ni la buena ni la mala), tampoco creo que existan muchas otras cosas que sí me encantan en el cine (aliens, vampiros, fantasmas, hombres-lobo, etc). Pero la suerte me atrae especialmente y creo que pocas veces se ha tratado mejor que en el film Intacto.

Intacto es la primera película del canario Juan Carlos Fresnadillo, en ella se trata la suerte como si ésta fuera un objeto o un don: se puede adquirir, desarrollar, perfeccionar y robar. Quien posea este don y sepa cómo utilizarlo, puede ser muy rico. Y es que la ambición es otro tema fundamental en todas las películas sobre la suerte.  Al asumir que la suerte existe y se puede controlar, Intacto se convierte en un estimable thriller de ciencia ficción sin efectos especiales.


A raíz de un terrible accidente aéreo en el que hay un único superviviente, Fresnadillo elabora una ingeniosa trama sobre la suerte y quienes andan en su busca, estableciéndose una competición cada vez más peligrosa. Las pruebas para comprobar la suerte de los personajes son cada vez más arriesgadas y tanto el protagonista como el espectador acaban convencidos de que realmente posee una suerte prodigiosa. Desde luego, por el camino irán quedando muchos otros que creían poseer el don: jugadores profesionales, toreros, poseedores de boletos premiados, etc. Todo un turbio submundo se abre ante el espectador. Pero este mundo no gira sobre drogas o armas sino sobre algo mucho más peligroso.

El film tiene una tensión creciente que le hace ser un rara avis dentro del cine español. La trama no acaba desinflándose ni el final se resuelve de forma forzada y artificial. El acierto del elaborado guión no es sólo  conseguir mantener el interés del espectador sino que nos hace dudar de si realmente la suerte se puede controlar.

Para que todo este inestable castillo de naipes se  sostenga  es necesario que los actores transmitan la credibilidad necesaria. Muchas veces este tipo de argumentos se frustran debido a que el espectador no se cree lo que ve en pantalla. No es el caso, Intacto se sustenta en la interpretación de actores de probada solvencia como Eusebio Poncela (hay que ver lo buen actor que es este tipo y lo desaprovechado que ha estado), Max Von Sydow (El mítico actor de obras maestras como El exorcista o El séptimo sello) y el joven Leonardo Sbaraglia (que está francamente bien).

Fresnadillo asombra con su primera película, no sólo las escenas están rodadas con gran acierto sino que deslumbra por su lucidez. Ni el guión ni la dirección parecen propias de un debutante, no hay dudas ni pasos en falso, dando la impresión de que todo estaba pensado al milímetro y con un propósito muy claro desde el principio.




 Una de las mejores películas españolas de los últimos años. Si aún no lo has visto, ¿a qué esperas?
7

Partiendo de una misma premisa, un terrible accidente en el que sólo sobrevive una persona, se pueden hacer películas muy distintas. En el año 2000 el director  M. Night Shyamalan había abordado el tema con su peculiar óptica en la fallida El protegido (Unbreakeable). A pesar de tener escenas excelentes (el inicio, la estación) el film de Shyamalan incluye también escenas patéticas (el intento del niño por demostrar que su padre es un superhombre) y acaba defraudando enormemente al espectador. Se queda en un desangelado homenaje a los cómics y a la inevitable simbiosis entre el héroe y el villano. Mucho envoltorio para tan poco caramelo. No se explotan todas las posibilidades de la premisa inicial y la conclusión del film es realmente ridícula en busca de un giro argumental que sorprenda al espectador (aunque sea para mal).
 A mí me dio la sensación de que se habían estado riendo de mí durante dos horas.

4

2 comentarios:

Sidhe dijo...

De Intacto me gustaba como transimitía la incertumbre de los personajes y una extraña sensación de claustrofobía (como en la escena del bosque). Otra que tiene su gracia es Concursante de Rodrigo Cortés también con Sbaraglia de protagonista.


¡Saludos Luis! No me había fijado en la nueva cabecera, las chicas Tarantino dando guerra jajaja.

Félix S. Trabanco dijo...

Desde luego que Intacto es una pelicula remarcable, no es un gran film, pero es muy interesante. Lástima que "28 semanas después" e Intruders" sean tan decepcionantes.
Sobre lo que opinas de "El protegido", no estamos de acuerdo en absoluto, yo le daría un 9 a ese film, y te aseguro que un film ha de gustarme muchísimo para darle esa nota. En fin, para gustos colores.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails