Mientras duermes

Jaume Balagueró se sigue consolidando como un director a tener en cuenta. Sus inicios fueron decepcionantes, Balagueró intentaba hacer buen cine de terror pero sus películas no estaban bien rematadas. Films como Los sin nombre o Frágiles partían de interesantes premisas pero se desinflaban rápidamente. La cosa mejoró con Rec, con la que la carrera de Balagueró dio un paso de gigante, demostrando que al fin se podía hacer buen cine de terror en este país de pandereta. Ahora Balagueró demuestra que lo de Rec no fue casualidad.


Como en Rec, Mientras duermes parte de un patio de vecinos como existen muchos en este país. El cuadro costumbrista que Balagueró plasma nos resulta familiar y cotidiano. Muchos personajes nos recuerdan a personas que conocemos (la niña repelente, la señora mayor y sus dichosos perritos, el vecino toca pelotas, etc). Balagueró nos sumerge luego en el mundo de un conserje incapaz de ser feliz, no tiene amigos ni nada parecido. Vive obsesionado por una de las vecinas de la comunicada en la que trabaja. Su mayor ilusión es verla cada día salir sonriendo del ascensor para ir a trabajar. El conserje es un personaje patético que, sin embargo, resulta creíble e incluso provoca una cierta empatía en el espectador. Balagueró no elabora una metáfora sobre la soledad en la sociedad actual, sólo se sirve de ella para crear su thriller. Obviamente, el conserje se irá arriesgando cada vez más, dándonos momentos de verdadera diversión. Alguna escena de esta película me parece de lo mejor del cine español de la última década.

Con un muy buen pulso narrativo (no hay ningún parón en todo el film ni el ritmo decae en ningún momento) y unos buenos personajes, Mientras duermes se erige como un thriller de psicópatas de los más efectivo y cercano. Buen cine de género hecho sin complejos ni alardes innecesarios. Con un sólido guión, unas buenas interpretaciones y un hábil director ya tenemos un thriller que no tiene nada que envidiar a lo que nos llega de Hollywood (más bien, todo lo contrario). La cinta va de menos a más (cosa bastante infrecuente) y el espectador no se siente estafado ni tomado por tonto en ningún momento (algo aún más infrecuente en el cine actual).

Del reparto me quedo con Marta Etura (que está estupenda derrochando naturalidad en su personaje de la vecina de al lado por la que cualquiera podría perder la cabeza) y con Luis Tosar (quien borda su complejo personaje de conserje, sin caer nunca en el exceso ni en la caricatura). La profesionalidad de estos dos actores hace ganar enteros a la película.

7

6 comentarios:

@ngel dijo...

Hola Luis ,como muy bien dices mientras duermes es de lo mejor que se ha hecho aqui en los últimos meses en cine de género, con un guión muy bueno y una novela que fue escrita a la par que el film y que también cabe destacar.
Esperamos ansiosos la cuarta parte de REC que veremos para el año que viene y que concluirá la saga ,esperemos de manera positiva, como suele siendo por parte de Balagueró,saludos!

Anónimo dijo...

muy buena

Manderly dijo...

Aunque no se ha reconocido como tal, es una de las mejores películas de año.
Los personajes secundarios me han gustado mucho, aunque el éxito de la película está principalmente en Tosar.
Me ha gustado toda la trama, de principio a fin.
Saludos.

Luis Cifer dijo...

Yo, sinceramente, la prefiero a No habrá paz para los malvados. Me parece un film mucho más redondo, Quizás el pertenecer a un género tan denostado no tuvo el merecido reconocimiento en los Goya. Pero, sinceramente, ¿a quién le importan los premios?

Félix S. Trabanco dijo...

Balagueró es el único director español en activo junto con Almodovar del cual espero algo. No me dicen nada, o casi nada ni Amenabar, ni Paco Plaza (excepto lo que codirigió con Balagueró), ni Fresnadillo. A mí la única peli que no me gusta de Balagueró es "Darkness". Films como "Los sin nombre", "Frágiles" o "Rec" me parecen buenos trabajos, sin ser maravillas. Confieso que no he visto "Rec 2". "Mientras duermes" es su mejor largometraje, yo le daría un 8, los actores están soberbios, y la dirección y el guión no puede ser más acertados. Realmente te metes en la piel de un indeseable, que no deja de ser otra víctima, y llegas a empatizar con él. Muy buena.

JuanRa Diablo dijo...

Y tanto que el protagonista crea empatía. Parecía que me iba a dar algo cada vez que estaban a punto de pillarle.
Marta Etura va in crescendo. En La vida de nadie ya se adivinaba que se haría un merecido hueco en el cine español.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails