Concierto de U2, Camp Nou, Barcelona, 2 de Julio de 2009


Aunque soy seguidor del grupo, no había visto nunca a U2 en directo y tenía ciertas ganas. Vale que sus últimos discos son bastante irregulares, pero el que tuvo retuvo y uno albergaba ciertas esperanzas. Además el enorme escenario era ya de por sí todo un espectáculo.


Tampoco había estado nunca en el Camp Nou, no me gusta el fútbol, pero tengo que reconocer que me gustaron tanto la organización, los accesos y la facilidad para conseguir bebidas que casi me hago seguidor del Barça. Realmente me impresionó ver un sitio tan enorme lleno de gente a rebosar.

Tocaron Snow Patrol a eso de las ocho y media mientras aún caía un sol de justicia. No los tengo muy trabajados pero me gustaron, le echaron ganas, no voy a hacerme fan suyo pero estuvieron bien en su papel de teloneros. El sonido no era muy bueno pero es lo habitual de los teloneros.

Cayó la noche y la expectación iba en aumento. Sonó el Space Oddity de Bowie y la locura se desató, el grupo estaba acercándose al escenario, se notaba la agitación entre bambalinas. Se apagan las luces y comienza a sonar Breathe, uno de los mejores temas de su último disco No line on the horizon. El grupo va apareciendo uno a uno en escena desatándose la histeria colectiva con Bono.

Es cierto que el tipo ronda los cincuenta y está algo fondón pero se menea sin parar y sigue teniendo un carisma chulesco innegable (esos puñetazos de boxeador y esa pose desafiante aún son efectivos ante las masas). El resto del grupo estaban como siempre, The Edge echándole ganas y la sección rítmica como si la cosa no fuera con ellos, aunque al final todos se pasearon por las pasarelas y se dieron un baño de masas.
Luego siguieron con No line on the horizon, Get on your boots y Magnificent con lo que se pulieron lo mejor de su último disco. Precisamente en Get on your boots me asalta un pensamiento: faltan watios.

El sonido era grave, algo normal en los grandes estadios, pero la guitarra de The Edge no sonaba todo lo fuerte que uno espera en un concierto. Está ahí presente todo el rato pero no suena atronadora como a mí me gustaría en algunos temas. Faltaban Watios.

Dos semanas ensayando, quejas de vecinos por el volumen de los ensayos, un show para disfrutar desde los 360 grados (o eso dicen), un escenario que parecía sacado de una peli de serie B japonesa y ¿el sonido es flojo? Pues sí. No sé si temían que les multara el ayuntamiento de Barcelona o eso de los 360º ha sido un invento fallido. Por cierto, que lo del escenario circular ya lo hizo Prince en 1988 o Peter Gabriel en 2001 de forma bastante más imaginativa.


Lo dicho: el sonido fue lo peor del Show, mejoraba a veces, cuando se iban por lo acústico, pero en general el sonido fue deficiente. Al menos desde donde yo estaba, faltaban watios, sobretodo a la guitarra.


Respecto al montaje escénico de luces, proyecciones, pantallas, pasarelas móviles, etc pues todo muy espectacular, apabullante más bien. Hubo momentos emocionantes como cuando las pantallas se desplegaron en City of blinding lights, las personas que anduvieron por la pasarela con la careta de Aung San Suu Kyi o el traje con lasers y el micrófono de presentador de boxeo en Ultraviolet.


Hubo recuerdo (como no) a Michael Jackson, Bono entonó Billie Jean y Don't Stop 'Til You Get Enough en Desire. Aunque mi momento preferido fue cuando en Party Girl Bono reconoció a una guapa chica australiana llamada Melissa que lo cogió en brazos en un show hace años, la sacó al escenario y ella acabó levantándolo otra vez.
También hubo sorpresas como que tocaran Electrical Storm, tema que nunca antes habían tocado en vivo, o la versión discotequera (cercana al petardeo de Pop) de Crazy tonight, que a mí me gustó más que cuando la tocaron en los bises en su versión normal.


Hubo obviamente royo Amnistía internacional y discursito de Desmond Tutu. Por suerte en la estación espacial tenían problemas y no hubo conexión (un concierto de rock no es una clase de ecologismo ni de educación para la ciudadanía).
Bono tuvo su típico discurso de agradecimiento, dijo amar a Barcelona, querer grabar un video allí y querer ser mejor amigo de la ciudad que Bruce Springsteen y Coldplay (comentario que me pareció fuera de lugar). También dijo que la recaudación del concierto iba a ser donada a Amnistía Internacional y alguna tontería más que los del estadio se dignaron en traducir sólo al catalán.





Poco a poco fueron sonando clásicos ineludibles de la banda como Where de street have no name, Sunday Bloody Sunday, Pride, With or without you, Vertigo, One o I Still Haven't Found What I'm Looking For. Temazos obvios del grupo pero que ya son clásicos por méritos propios y que te ponen los pelos de punta cuando los cantan 90.000 emocionadas gargantas. Yo eché en falta algún tema más de Achtung baby o Zooropa, la verdad.

Lo que no entiendo es por qué tocaron como bises finales Crazy tonight y Moments of surrender, creo que U2 tienen en su haber como tres docenas de temas mejores para acabar un concierto.

Pues eso, que u2 siguen siendo un gran espectáculo en vivo aunque estén en clara decadencia, el sonido sea malo y el set list no sea el ideal.

5 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Yo pasé de ellos en "pop" (creo que como hace 13 años + o -). Me han explicado que el espectaculo de luz era tan hipnótico que flipabas aunque tocaran una castaña, ¿nueva técnica para dar el mínimo?

Bye

kurtinaitis dijo...

tuve la suerte de estar en el concierto del martes(un poco más cerca) y fue una experiencia alucinante. A ver si entran en decadencia de verdad y dan conciertos para 50 y tenemos la oportunidad de vivirlos aun más intensamente.. con respecto al repertorio es cierto que siempre uno echa de menos canciones, pero al igual que en 2005, tras vivir el concierto se pone uno a escuchar el último disco y va descubriéndolo y joder uno se queda con las ganas de volver a otro concierto de la gira... desafortunadamete el parné no llega para sacarse el "bono".. quizás cuando decaigan de verdad.

Luis Cifer dijo...

Yo los vi el jueves en la grada 1 y me sorprendió mucho que sonara tan flojo. No estoy acostumbrado a recintos tan grandes, siempre me han dado mala espina por lo de que no se ve nada a menos que estés muy cerca. Yo los vi de cerca (un pastizal me costó la broma)y aún no me explico cómo demonios sonaba tan flojo.

El show visualmente hablando fue brutal y estar ahí es algo emocionante de por sí, es cierto, pero yo me esperaba más.
Supongo que las dos canciones del final no me parecieron acertadas y rompieron algo la magia de la noche.

nonasushi dijo...

A mí lo del sonido me ha dejado un poco alucinada. Tanto bombo y suena flojo. Uhmmm y eso que yo si sigo al grupo.

Aquí es en el O2 y nos estamos pensando muy mucho, si ir.

Saludos

Insanus dijo...

Yo sigo siendo fan, pero el disco redondo ya lo hicieron con Atchung Baby, me temo, que es perfecto.

Quiero verlos en directo algún día, a ellos, a Van Morrison y a Prince.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails