El club de la lucha (Fight club)


 El club de la lucha (Fight club) es una de las películas más perturbadoras de década de los 90. Basado en la novela de Chuck Palahniuk (Choke), el film de Fincher es tan transgresor como fascinante. Un film que hoy no creo que ningún gran estudio quisiera financiar.

 El narrador (nunca se dice el nombre del personaje de Edward Norton) lleva una vida aburrida, vive en un apartamento que paga gracias a un anodino trabajo en una aseguradora. Su vida es gris, demasiado gris, y carece de sentido. Lo de tener un trabajo para pagar las deudas y los muebles de los que se encapricha no le satisface. El consumismo le ha acabado produciendo un profundo sentimiento de vacío. Busca algo más que poseer cosas que no llevan a la felicidad. Busca sentirse bien, no sentirse dirigido por un consumismo sin sentido. Busca no ser sólo un número, no sentirse como un cordero dentro de un rebaño. Quizás por eso acude a terapias de grupo para afrontar cánceres que él no padece. Para sentir que hay alguien que es realmente más desdichado que él. Y encima con motivos.
 Pero la vida del narrador cambiará cuando conozca a Marla Singer (Helena Bonham Carter), otra paria social que acude a terapias que no necesita. En ella verá a su igual a su alter ego, su amarga media naranja.
Pero su vida cambiará aún más cuando conozca a Tyler Durden (un Brad Pitt magnífico en todos los sentidos), un tipo realmente fascinante. Su afición es insertar fotos de penes en las películas infantiles provocando un efecto subliminal en la audiencia. También vende jabones que el mismo elabora con la grasa que roba de las clínicas de liposucciones. Tyler les devuelve a las ricachonas sus enormes culos en forma de pastillas de jabón. Reciclar es el futuro.



Tyler es independiente, no parece sentir afecto por nadie y es más listo (mucho más listo) que la media de personas que viven encerradas dentro de la jaula de oro del capitalismo. Tyler arrastrará a nuestro amigo el narrador hasta un oscuro submundo de peleas y auto destrucción. Para Tyler no tiene sentido buscar el sentido de la vida. Todo es mentira, nada vale realmente la pena. La sociedad crea unos miedos y unas estúpidas normas morales para mantener a los corderos dentro del redil. Pero Tyler no es sólo un loco elocuente, es un terrorista decidido a acabar con la sociedad empezando por su propio cuerpo. La autodestrucción es la respuesta. Tyler quiere imponer su nueva doctrina a base de explosivos caseros.

David Fincher (Zodiac, Seven, El curioso caso de Benjamin Button) imprime un ritmo vertiginoso al film logrando que atrape al espectador desde el principio y no te suelte hasta el final. Fincher usa magistralmente todo tipo de trucos narrativos, sonoros, visuales y hasta digitales para plasmar el universo Palahniuk: flashbacks, saltos temporales, la omnipresente voz en off, fotografía en tonos verdes, un montaje endiablado, etc.

A destacar ciertas escenas como la que ocurre en la oficina del jefe, los discursos, las escenas inicial y final (que no dejan de ser la misma) y un largo etcétera de momentos difícilmente olvidables.
 Sólo pasados 2 tercios del film baja algo de ritmo, pero es momentáneo, un paso atrás para coger carrerilla hasta un final sorprendente. Un final que nos hace preguntarnos quienes somos realmente y qué parte de nuestra personalidad es impostada. Todos deseamos ser otra persona o, al menos, mejorar ciertos aspectos de nuestra personalidad ¿o no?. Todos tenemos complejos y aspectos que nos gustaría mejorar. ¿Seríamos mejores personas si superáramos nuestros complejos? ¿No sería más fácil aceptarnos como somos que mostrarnos ante los demás como algo que no somos? ¿Qué pasa si nos inventamos una personalidad que sea tal y como nos gustaría ser a ojos de los demás?
Fincher gastó 50 millones de dólares en una película que es toda una patada entre las piernas del capitalismo y la sociedad de consumo. Aún no entiendo cómo un gran estudio se decidió a financiar una película así en 1999. Lástima que la corriente puritana que asoló a Hollywood (y al mundo entero) tras el 11-S hiciera que otros films transgresores se quedaran en el tintero. Por suerte, Fight club se rodó a tiempo. No olvidemos que en una escena de esta película un edificio se derrumba de forma bastante parecida a la que lo harían las torres gemelas dos años después. Tras el 11-S hubiera sido imposible rodar un film así.

1999 fue el año de Matrix pero yo creo que la propuesta formal y de fondo de Fight club es mucho más interesante. Han pasado los años y sigo pensando que Fight club es un gran film, divertido y subversivo y con un mensaje aún válido.

Usa jabón.

18 comentarios:

Insanus dijo...

¿Sabes? Cuando pasó lo del 11-S a mí me pilló jamando frente al telediario y te juro que en lo primero que pensé fue en el terrorismo interior, a lo Fight Club. Fui a casa de un primo mío y lo comentamos también.

Pues sí, El club de la lucha sigue siendo válida, sorprendente y una gozada visualmente.

Alfredo dijo...

Opino como tu que es una película totalmente válida, hasta que no vives con ellos no te das cuenta de lo puritanos que llegan a ser. En los vestuarios y en la duchas, en las cosas que ven y hacen. Así que usa jabón, que mola más.

Nanu dijo...

Peliculon, la vi millones de veces, es una de mis favoritas

Lunah dijo...

Una pelicula que realmente me impactó. Es dificil quedarse con ninguno de los actores, porque los tres están geniales, y eso que tengo una especial debilidad por Norton, aunque creo que Pitt borda el papel de Tyler Durden (siempre me pareció de admirar los riesgos que asume Brad Pitt a la hora de escoger papeles). Elena está impresionante, quezá me chocó más por la costumbre de verla en peliculas de época.
La historia es impresionante (me acabo de enterar que viene de un libro, asi que ya me veo buscándolo por ahí).
Y por último me gustaría resaltar la crónica de este blog, que creo que describe perfectamente una pelicula dificil de describir

nancicomansi dijo...

BUFF...una de mis pelis preferidas, casi la prefiero al libro.
Curiosamente trasgresora y más teniendo en cuenta de donde viene...
Tan certera QUE hasta duele, y lo bueno del caso es que podía haber sido un tostón sociológico, y sin embargo es la mar de entretenida...
Yo la encuentro genial.

saludos!!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Te invito a leer las dos primeras entradas de mi blog, que van sobre esta obra maestra de nuestro mundo posmoderno. Una pieza de culto y de visión obligada pra todos, para ver si despertamos del letargo en el que vivimos.
Saludos

Dante dijo...

Obra maestra del cine contemporáneo y el libro es generacional, funda la nueva visión del mundo. Fincher adapta de manera suprema el libro de Palahniuk con imágenes subliminales y un ambiente que demuestra la comprensión completa del libro. Creo que es un film que no se comprendió cuando apareció en los cines, pero que cualquiera que la revise notará la tremenda profundidad de los temas que se tratan. En el libro de Palahniuk "Error humano" relata cómo después del estreno del film lo invitaron muchos clubes de la lucha que empezaron a existir gracias al barullo que supuso la peli de Fincher. Abrumador, jejeje.
Es que Palahniuk y Fincher son mucho Palahniuk y Fincher, XD.
Muy buena entrada.

Dante dijo...

Por cierto, en la 1º entrada de mi sección "Créditos sublimes" dediqué una mención (con vídeo) de los créditos principales, igualmente maestros.

Damián de Haedo dijo...

Muy buena. en su momento me pgó bastante. Luego uno le encuentra algunas cosas para criticarle, pero es una obra provocadora, y filmada como los dioses.

RFP dijo...

A ver si ahora sale:

Decía (dos veces) que esta es una de esas (cada vez más raras) películas que ganan con el paso de los años, y que ello se debía no sólo a que su mensaje siga siendo necesario (más aún que antes si cabe) sino a que es una de las obras más impactantes estilísticamente desde hace...

Un saludo.(y odio la informática)

Dr. Quatermass dijo...

Palabras mayores colega. Un 10 le puse cuando la comente (creo que solo he puesto tres o cuatro).

Insuperable, y es alucinante la de gente que aun no la ha entendido!

Indudablemente un clasico desde ya.

Saludos!

Pequeña Saltamontes dijo...

¿10 años ya? ¡Cómo pasa el tiempo! Recuerdo que fui a ver esta peli con mis amigas de la Universidad.

Y me gustó mucho, realmente impactante y nada predecible.

Creo que muchos considerarían a Tyler durden un genio...

ethan dijo...

Es es el Fincher que nos gusta, con una versión personalísima de Jekyll-Hyde, donde le da la vuelta (más de una) a la historia original.
Saludos!

TrueRockFan dijo...

Mi película favorita, la vi cuando tenía 16 años y desde entonces me voló el cerebro, cada vez que la veo le encuentro nuevas cosas, como eso de llevar una vida sin sustancia, como un refri lleno de condimentos pero sin comida, un film como pocos y que hoy a 10 años de haber aparecido y el impacto que causó uno se pregunta ¿no hay películas de ese tamaño en esta decáda que se termina? ....... parece que no, esta década todo fue comic cinema.
Gran Blog saludos desde México

Pablenke dijo...

¿El narrador no se llamaba Jack?. La película fué y será arrolladora.

Saludos.

El Hombre Mojon dijo...

Wow, pues que te puede decir, Fight Club es mi novela favorita de todos los tiempos, y la adaptacion cinematografica no pudo ser mejor, es 100% fiel al libro. Que GRAN acierto fue el elegir a Norton y Pitt para sus respectivos papeles.

RICARDO TORRES dijo...

No sería más fácil aceptarnos como somos que mostrarnos ante los demás como algo que no somos?

Aquí esta lo más incesante de la película el aceptarte como eres , es dejar de ser tu , ahí te va
Bienaventurados aquellos q deciden bailar sobre los pies del azar lee el lobo estepario y entenderás la pelicula

RICARDO TORRES dijo...

No sería más fácil aceptarnos como somos que mostrarnos ante los demás como algo que no somos?

Aquí esta lo más incesante de la película el aceptarte como eres , es dejar de ser tu , ahí te va
Bienaventurados aquellos q deciden bailar sobre los pies del azar lee el lobo estepario y entenderás la pelicula

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails